El salario mínimo será de 300 pesos cuando termine la era AMLO

- Por

Han sido años difíciles para el ascenso del salario mínimo mexicano. Con apenas unos pesos o centavos de diferencia año con año, el país dominado por décadas de priismo aún no mantiene salarios eficientes para llevar una vida digna. La comisión encargada de este tema asegura que en los últimos meses se ha dado un avance importante en el aumento a este salario diario, por lo que pronostican avances en el sexenio.

Para el 2024, el año en que termine el sexenio de López Obrador, se espera un incremento salarial de hasta 300 pesos diarios. Con esta cifra se alcanza a ver un balance entre el costo de vivir en México y la percepción económica de las familias que ganan el mínimo. Actualmente, el gobierno obradorista ha celebrado el aumento al salario mínimo, que se mantiene en 102 pesos diarios. La idea, asegura la Conasami, es triplicar este monto.

Casi 10,000 pesos al mes por trabajador

La cifra de 300 pesos diarios da como monto final unos 9,000 pesos mensuales. Es decir, se ganará en unos seis años una cifra que hoy se considera digna de la clase media. Recordemos que México es uno de los países con más crisis salarial en el continente americano. El monto promedio de ganancias mensuales apenas rebasa los 4,000 pesos, por lo que el aumento esperado por la Conasami casi duplicaría el panorama actual.

La intención es “cubrir la línea de bienestar familiar”, aseguró Andrés Peñaloza, el titular de esta comisión federal. El anuncio de la Conasami embona con el plan nacional de desarrollo lanzado por López Obrador hace unos días. El posible aumento hasta 300 pesos del salario mínimo a finales del sexenio es un poco mayor a lo estimado por la confederación patronal mexicana, que sugiere un monto de 293 pesos mensuales.

Hubo épocas mejores

“Si bien en el caso de los salarios mínimos el enfoque está en su carácter de justicia y redistribución de la riqueza, en el caso de los salarios contractuales y otras remuneraciones, deben considerarse factores de mercado, de productividad y costos”, aseguró el líder de la Conasami, dejando en claro que la situación económica de México en los próximos años será determinante para avanzar en el tema de pagos justos en cuestión salarial.

Recordemos que México ha tenido mejores escenarios sobre este tema en el pasado. A mediados de los años setenta se vivió la mejor época en tema de salarios mínimos, en donde se percibía diariamente una cantidad que hoy rozaría los 360 pesos. La idea es recobrar esa estabilidad financiera para garantizar servicios, vivienda, alimentación y ocio de las familias mexicanas que hasta hace poco recibían al menos 80 pesos diarios (la cifra más constantes en el sexenio peñista).