El salario mínimo se elevaría hasta los 102 pesos en 2019: Coparmex

- Por

El gran debate en términos microeconómicos es cuánto permitirle a un obrero, empleados o campesino mexicano ganar al día. En el país que ha generado muchas de las fortunas más enormes en el continente americano, aún resulta imposible pensar cómo es que una familia logra mantenerse con 88 pesos al día. Para el gobierno mexicano y las instituciones patronales, esta cifra no solamente es suficiente, también la consideran motivo de celebración.

Lo cierto es que 88 pesos no funcionan ni siquiera para que una persona lleve una vida digna, mucho menos una familia. Esta realidad la viven millones de mexicanos en condiciones de pobreza extrema que han visto pasar los sexenios sin que haya un cambio significativo en sus ingresos después de jornadas maratónicas de trabajo. Para la Coparmex, el patronato empresarial mexicano, la cifra debería aumentarse hasta los 102 pesos para enero del 2019.

La llegada de López Obrador a la presidencia tendría este impulso, ya que Gustavo de Hoyos (Coparmex) confirma que subir el salario mínimo en México no solamente es necesario, también es completamente viable en cuestión de estabilidad económica nacional. En el 2012, Enrique Peña Nieto mantenía el salario mínimo en 62 pesos, una cifra ridícula para sobrevivir. Al terminar su mandato, el priista ha logrado un incremento de 26 pesos. Su gabinete aplaudió el impulso y hubo quienes aseguraron que con esto bastaba para vivir dignamente en un país sumido en la violencia y la pobreza.

Coparmex confirma que se prepara este aumento salarial de catorce pesos para arrancar el 2019 con mejores números. “Este aumento ya hemos visto que no genera efecto faro, no provoca aumento de inflación, tampoco informalidad, ni desaceleración en el empleo”, comenta en entrevista para la revista Proceso. Para lograr este avance en la cifra del salario mínimo mexicano es necesario que se consulte con la institución encargada del tema, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami).

Sin duda un ascenso al salario mínimo embonaría con la llegada de López Obrador al poder y generaría, aunque poco tengan que ver, una percepción favorable para el tabasqueño. Todo esta orquestado para que se aumente el salario el primer día del 2019, cuando el gobierno de izquierda esté cumpliendo su primer mes de labores. Pero sí hay morenistas detrás de la decisión, principalmente una mujer que tendrá un papel decisivo en el tema laboral mexicano.

Luisa María Alcalde es quizá una de las futuras gabinetistas del nuevo gobierno que más está trabajando desde que se anunció la victoria electoral de Morena el primero de julio de 2018. Alcalde ha prometido será la encargada de la secretaría del Trabajo y dentro de sus propuestas está la libertad sindical y el darle más voz y voto a los trabajadores mexicanos. En acuerdo con la Coparmex, la joven morenista ya aprobó la intención de elevar el salario mínimo hasta los 102 pesos.

Esta cifra parece un primer avance en materia laboral en un gobierno inédito de izquierda en México, pero también choca con una promesa presidencial de López Obrador. En tiempos de candidaturas, el tabasqueño recalcó que si ganaba aumentaría al doble el salario mínimo en los territorios de la frontera entre México y Estados Unidos. Con esto, la cifra actual sería de 176 pesos al día. Pero con el aumento que propone la Coparmex, la ganancia sería de 204 pesos, lo que generaría alarmas económicas.