La clase media no cuenta con prestaciones laborales en México

- Por

Atrás quedaron las épocas en donde un empleo garantizaba estabilidad social y económica en México. El país poco a poco ha cambiado las formas en las que el trabajador accede a beneficios laborales que, supuestamente, deberían estar garantizados. Las pensiones, las prestaciones laborales, seguridad social, entre otras, no llegan a la clase media mexicana.

Todo esto se sabe gracias a un estudio de la OCDE, en donde México figura como la nación más injusta en términos de beneficios laborales en el continente americano. Con contratos cortos de trabajos que no permiten estabilidad económica y pretextos para alejar la seguridad social a los empleados, las empresas mexicanas están cancelando el futuro laboral nacional.

Estabilidad laboral

Solamente el 29% de los trabajadores de la clase media mexicana cuentan con programas bien establecidos para el retiro y la seguridad social. El resto, 7 de cada diez, están desprotegidos o no cuentan realmente con prestaciones. Recordemos que México es un país en donde solamente el 18% de la población se asegura salarios que los coloca dentro de la clase alta y sus beneficios.

La mayoría de los mexicanos, el 53%, están ya enterados de que no contarán con seguridad laboral a futuro y las clases bajas mexicanas continúan a la alta en los últimos años.

Para sobrevivir, la clase media mexicana ha tenido que asegurarse empleos sin contratos sólidos que los protejan o han tenido que laborar en el sector informal. La tendencia empresarial es generar outsourcings o poner pretextos para negar seguridad social a sus empleados mediante excusas que ponen en riesgo su vida y la de sus familias, alerta la OCDE.

El tema de los impuestos

En contraste, la población de clase alta recibe beneficios como menos pago de impuestos (algo que absorben las empresas, además de pensiones garantizadas y seguros médicos, incluso privados y con mucho más beneficios que el resto). Todo esto ha generado que la clase media quede colgando en un entorno de desigualdad, ya que incluso las clases más bajas reciban muchos apoyos sociales (sobretodo en la presente administración).

Otro tema a destacar es que la clase media es la que más ingresos fiscales le genera al sistema tributario mexicano. Todo esto se ha volcado en programas sociales que benefician a los sectores más pobres del país, pero que apenas tocan las necesidades de los clasemedieros nacionales, quienes tienen qué pensar cómo vivirán a futuro: sin pensiones, sin programas sociales que los apoyen directamente y sin seguridad social garantizada.