Niños migrantes sufrieron abuso sexual con Obama y Trump

- Por

Durante las administraciones de Barack Obama y Donald Trump, miles de niños migrantes denunciaron haber sufrido abusos sexuales mientras estaban en estatus de refugiados en los Estados Unidos. En total, suman casi 6 mil denuncias por abuso sexual de acuerdo con las autoridades estadounidenses.

Miles de niños migrantes sufrieron abusos sexuales.

A través de una copia entregada al portal Axios por parte de la oficina de Ted Dutch, del Partido Demócrata, se constata que entre octubre de 2014 y julio de 2018, se denunciaron ante el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS), 4 mil 556 quejas de abuso sexual. Por su parte, el Departamento de Justicia recibió un total de 1 mil 303 quejas. En total, suman 5 mil 859 quejas por abuso sexual de menores entre ambos departamentos.

Para hacer un poco más intrincadas las cosas, de acuerdo con el portal de noticias, Insider, la gran mayoría de las denuncias realizadas ante el Departamento de Justicia, son por abuso entre los mismos niños migrantes. Sin embargo, esto no excluyó al personal adulto encargado del cuidado de los menores, incluso a gente fuera del personal se le acusa de haber cometido abuso en contra de los menores, según Axio:

«Pero las acusaciones también incluyeron 178 contra miembros del personal adulto en las instalaciones, y 19 contra miembros adultos que no forman parte del personal».

Departamento de salud dice estar investigando.

El Departamento de Salud dice que todas las acusaciones de abuso, abuso sexual o negligencia son tomadas en serio y están siendo investigadas. El HHS dice que la seguridad de los menores es su prioridad, de acuerdo con su portavoz, Caitlin Oakley:

«La seguridad de los menores es nuestra principal preocupación cuando administramos el programa para niños extranjeros no acompañados».

En estado de vulnerabilidad.

Muchos de estos niños se encuentran en especial estado de vulnerabilidad en comparación de los adultos. Muchos de ellos carecen de atención médica y servicios para continuar su viaje, y ahora, con la información revelada, se sabe que también tienen que lidiar con abusos sexuales al llegar. En su momento, causó polémica el encierro de estos en jaulas y cuartos refriegerados, que el gobierno mexicano lamentablemente minimizó.

Actualmente, de manera informal, México sirve como tercer país seguro para los migrantes provenientes de centroamérica. El gobierno de López Obrador ha negado esta situación, aunque la realidad es distinta. A principios de este año, miles de migrantes intentaron ingresar a los Estados Unidos en las llamadas «caravanas migrantes«, muchos de ellos fracasaron, muchos otros continúan esperando en México.