AMLO pide que no maltraten a migrantes y les ofrece apoyo

- Por

En los últimos tres días la Secretaría de Gobernación a través del Instituto Nacional de Migración ha recibido un total de mil 028 solicitudes de refugio por parte de migrantes centroamericanos. Los migrantes se encuentran actualmente recluidos en albergues provistos por el gobierno federal y del Estado de Chiapas. Los migrantes entraron en tres grupos; 343 el viernes, 339 el sábado y 346 este domingo.

AMLO promete visas, apoyo y cooperación para el desarrollo.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador ofreció atención y apoyo a los centroamericanos. López Obrador ofreció darles visas de trabajo y dotarles de un empleo en el país. Lo anterior en el marco de su paso por el Estado de Chiapas por su gira de agradecimiento. Adicionalmente, pidió a Manuel Velasco y al próximo gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón mantenerse al pendiente y brindarles asistencia los migrantes durante su paso por el país. Pidió que no se maltrate a los migrantes. 

No queremos que haya injusticias ni en México ni en Guatemala, ni en Honduras ni en El Salvador; que no haya injusticia en Canadá ni en Estados Unidos, queremos un mundo sin injusticias y con derecho al trabajo, a poder buscarse la vida.

Posteriormente se refirió al tema de cooperación para el desarrollo de Centroamérica entre Estados Unidos, México y Canadá. Vio como solución al problema migratorio establecer acuerdos para reducir las necesidades de los países centroamericanos.

No se puede estar enfrentando este problema sólo con el uso de la fuerza, con medidas coercitivas, hay que garantizar los derechos humanos y la principal garantía humana es la vida, mitigar el hambre y la pobreza donde sea, para salir adelante.

AMLO apoyará y dará trabajo a migrantes.

(Puente Libre) AMLO ofreció apoyo y trabajo a los migrantes en contraste con la solicitud de Peña Nieto de que se regresen a su país.

Ofrece trabajo y oportunidades a los migrantes.

El presidente electo concluyó diciendo que habrá trabajo para todos; tanto para nacionales como para aquellos extranjeros que así lo necesiten. Dijo que la razón detrás de esto es porque tenemos que demostrar la solidaridad que caracteriza a nuestro país, de lugar de donde vengan.

Habrá trabajo para nosotros y para los que necesiten de nosotros, que vengan de otras partes. ¿Qué decimos? porque somos muy solidarios, muy fraternos los mexicanos, ¿qué decimos en las familias? donde come uno, comen dos. ¿No es así? Eso es lo que vamos a llevar a cabo, esa solidaridad.

Hace unos días, Andrés Manuel había ofrecido brindarle empleo a los migrantes de arribar a México. En la conferencia de prensa ofrecida el pasado miércoles 17 de septiembre, se comprometió a reducir las deportaciones y brindarle oportunidades de empleo a los migrantes. 

México, de migrante a deportador.

Sin embargo, a pesar de las declaraciones del presidente electo, la realidad de la migración en México es muy distinta. A pesar de que en su momento nuestro país se caracterizó por haber migrado en grandes grupos a los Estados Unidos, hoy en día parece haber cambiado radicalmente su postura respecto a la migración. Las actitudes xenofóbicas y racistas han ido en crecimiento y el país se ha convertido en una auténtica maquinaria deportadora, incluso, por encima de los Estados Unidos.

México ha fungido en los últimos años como la primera barrera para el cruce de migrantes desde Centroamérica a los Estados Unidos. De acuerdo con cifras publicadas por El Universal, México ha expulsado más migrantes que los Estados Unidos. De enero de 2015 a septiembre de 2018, México ha expulsado a 436 mil 125 migrantes centroamericanos contra 293 mil 813 de los Estados Unidos. De acuerdo a la Organización Mundial para la Migración, México es la mayor barrera migratoria para llegar a los Estados Unidos.

En declaraciones recientes Enrique Peña Nieto, dijo que el gobierno de México no dejaría entrar a ningún migrante que no cuente con los documentos correspondientes. Muchos de los migrantes que se encontraban estacionados en la frontera con México simplemente decidieron darse la vuelta y regresar a su país. Los gobiernos de Guatemala y Honduras anunciaron el cierre de sus fronteras para disminuir el flujo migratorio.