Representantes sindicales de Pemex se quedan 60 millones de pesos en cuotas

- Por

Los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), están padeciendo un efecto carambola debido a la austeridad de la Cuarta Transformación y a la rapacidad de sus líderes, quienes suplieron el dinero que les quitó el Gobierno Federal con un aumento de contribuciones.

El Gobierno de AMLO negoció un nuevo contrato con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), el nuevo trato redujo considerablemente las prestaciones a los representantes sindicales.

A pesar de esto, los representantes sindicales encontraron la manera para mantener su millonario presupuesto, de hasta 60 millones de pesos, pero por un aumento en las cuotas que pagan los trabajadores.

La estrategia de los líderes sindicales, encabezados por Carlos Romero Deschamps transfirieron esa obligación de pago a los trabajadores sindicalizados y no hubo un “no” por respuesta.

Según fuentes cercanas a Pemex, los líderes sindicales llegan a percibir al mes entre 40 y 60 millones de pesos, es decir, la Cuarta Transformación no ha llegado al STPRM.

Sin oposición

La información de la petrolera revela que esta imposición no ha encontrado oposición derivado al temor que existe ante los trabajadores que pertenecen al sindicato y a las represalias que puedan tomar.

El descuento que padecen los agremiados petroleros es de alrededor del 10%, lo que equivale en conjunto a una fortuna para los líderes como Romero Deschamps.

A inicios de agosto de este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador presumió el nuevo contrato con Romero Deschamps. Resaltó que esto significaría ahorros para las finanzas públicas por hasta 1,600 millones de pesos, principalmente porque uno de los acuerdos fue que los líderes aceptaron reducir sus privilegios hasta en 80%.

Lo que no dijo el presidente es que el costo de esta decisión afectó directamente a la base trabajadora de la empresa productiva mexicana.

Con información de LPO.