¿Los ministros de Estados Unidos ganan menos que Donald Trump?

- Por

En el país del pay de manzana, las armas largas y los reality shows, la ley se ejerce de manera distinta a las naciones sudamericanas. El poder de la suprema corte de Estados Unidos es un referente en casos polémicos de racismo, violencia, seguridad nacional e incluso generar trabas constantes a decisiones polémicas de Donald Trump, actual presidente yanqui. Con un sistema legal mucho menos manchado de corrupción que sus naciones vecinas, Estados Unidos garantiza buenos salarios a sus ministros.

En la actualidad, la suprema corte de esta nación está liderada por el abogado neoyorquino John Roberts. Hasta sus últimas declaraciones, se le ha asignado un sueldo que promedia los 255,000 dólares anuales. Esta cifra ronda los 21 mil dólares por mes. La cifra es bastante buena para un abogado en Estados Unidos y le ha asegurado a Roberts una vida bastante cómoda con participación en algunas empresas, propiedades y un patrimonio de alrededor de 6 millones de dólares.

El presidente de Estados Unidos, el magnate republicano Donald Trump, ha decidido donar buena parte de su salario a organizaciones civiles y grupos de apoyo a veteranos de guerra. En suma, el hombre que habita en la Casa Blanca y disfruta de la comida rápida tiene un sueldo asignado de 400,000 dólares anuales. Trump ha reconocido que esta suma es diminuta para sus ganancias como empresario y no la cobra por completo. Pero sí se deja ver una diferencia entre los salarios del presidente de la suprema corte y el presidente de Estados Unidos.

Todo esto es una comparativa que utiliza el presidente de México, López Obrador, para referirse a los excesos de los ministros mexicanos en el tema salarial. Para el tabasqueño, es imposible que continúen percibiendo salarial que van de los 200 mil a los 500 mil pesos mensuales. Para intentar frenar estos altos salarios, el presidente mexicano ha marcado como tope salarial sus ingresos que marcan 108 mil pesos cada treinta días, sin excepción. La medida ha provocado la molestia de los altos mandos del poder judicial, quienes ya frenaron legalmente este tope.

López Obrador ha retado la insistencia de los ministros mexicanos por mantener sus sueldos, asegurando que solamente Donald Trump gana más que Luis María Aguilar Morales, actual presidente de la corte mexicana. Ayer, el poder judicial lanzó una respuesta contundente a la ley de remuneraciones del tabasqueño. Aseguraron que nadie ahí gana más de 600 mil pesos al mes, como señaló el presidente, pero sí mostraron documentos en donde quedaba claro que sumando bonos y prestaciones, un ministro mexicano sí recibe más de medio millón de pesos mensuales.

En un país en donde el salario promedio de los mexicanos apenas rebasa los 5,000 pesos cada treinta días, la negativa de los ministros a ver recortado sus salarios ha generado reacciones en contra. Para los defensores del poder judicial, no se trata de un asunto salarial, sino del poco respeto de López Obrador al poder de la suprema corte. El tabasqueño asegura que el tope salarial de 108 mil pesos al mes ya está en la constitución, por lo que el poder judicial tendrá que acatar la ley.

Con un sueldo de casi 4.6 millones al año, la cúpula de la suprema corte mexicana continúa de brazos cruzados ante la intención presidencial de ajustar sus ingresos. Esta cantidad significa 227,116 dólares al año, poco menos de lo que gana el presidente de la suprema corte estadounidense y básicamente la mitad del sueldo de Donald Trump, presidente de la nación más poderosa del continente americano. El debate continúa y parece que una promesa de campaña sencilla terminará por generar un conflicto legal bastante largo.