Van 7 meses y no aparece la gran oposición a López Obrador

- Por

Las elecciones del pasado 1 de julio de 2018, dejaron en claro el poderío de la maquinaria electoral de Morena. El triunfo no sólo llegó a la silla del águila en Palacio Nacional sino que también permitió que el partido guinda se apodere de ambas cámaras legislativas. Los otrora poderosos partidos nacionales, el PRI, PAN y PRD, quedaron reducidos a algo apenas considerado como oposición. Su fuerza de empuje se vio limitada y Morena ha crecido al amparo de su debilidad.

Morena es un partido (casi) sin opositores

No hay contrapesos como antes se daba.

Entrevistado por Forbes, el analista político del Tecnológico de Monterrey, Gustavo López Montiel, asegura que a día de hoy, Morena no tiene un contrapeso real, ni en el ejecutivo, ni en el legislativo. Lo que antes fueran contrapesos, quedaron reducidos a una desbandada de partidos desarticulados por la fuerza de Morena, que recuerda a los mejores momentos de la bien aceitada maquinaria corporativista que fue el PRI en su momento.

«No hay contrapesos estructurados como antes se daba. El contrapeso más importante para el gobierno son los partidos políticos, pero al ganar las elecciones con amplia alianza, eso desarticuló estructuras partidarias».

La situación actual contrasta enormemente cuando en 2015, el Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), se apoderaban del 75% del Senado de la República. Hoy, los tres partidos juntos apenas y conforman el 34% de los curules. En el caso de la Cámara de Diputados, pasaron de ocupar el 64% de esta a apenas el 48% a día de hoy.

Jorge Arias, director del Índice de Desarrollo Democrático México (IDD-MX), también entrevistado por Forbes, apunta a la necesidad de que exista una oposición, pues el poder se está concentrando poco a poco en una sola figura, en la presidencial, como en antaño. «Sólo se esperan sus decisiones, no hay errores de otros, solo los de él, no hay contradictor que alimente ese amor de los seguidores».

Continúa diciendo que, la forma en que se presenta la información desde el poder hace parecer que quien toma las decisiones es solo una persona y no todo el estado en su conjunto. Asegura que la oposición debe ver cómo aprovechar esto para a través del poder que han enraizado en los estados, lo utilicen para combatir el poder presidencial.

PRD, moribundo, pero aún sobrevive

Dentro del imaginario político mexicano, se tiene la sensación de que el PRD es un partido que está destinado a desaparecer. Sin embargo, por sorpréndete que parezca, esto no es del todo cierto. La antigua principal fuerza opositora del país, está buscando reagruparse y salir a flote después de dos desastrosas derrotas.

El secretario general del partido amarillo Ángel Ávila Romero señaló que el partido buscará renovarse, y cambiar su estrategia para ganarse al electorado y crecer en los próximos dos años. El PRD cumplió recientemente 30 años como partido el pasado 5 de mayo.

Ávila Romero dijo que el PRD buscará señalarle al gobierno de AMLO sus errores y presentar alternativas. Menciona que han estado haciendo eso mismo con los megaproyectos de la presente administración, el Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas en Tabasco. El partido dice, tiene ansias de salir adelante a pesar de la crisis que vive actualmente.

El PRD conserva únicamente una gubernatura, en el estado de Michoacán, con Silvano Aureoles Conejo al frente. El partido del sol azteca confía en figuras de la talla de Beatriz Mújica, Julio César Moreno y Fernando Belaunzaran para salir adelante.

El PRI podría desaparecer en medio de una fuerte crisis interna

El PRI apenas obtuvo el 11% de los curules en el Senado y el 9.4% en la Cámara de Diputados, una derrota sin precedentes para el tricolor. Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador de la bancada del partido en el Senado, dice que el PRI será una «oposición seria y responsable».

Sin embargo, el partido pasa por un momento de crisis interna. La elección reciente para su dirigente nacional terminó con la renuncia de José Narro Robles al interior del partido, que acusó de injerencia presidencial en el partido. Beatriz Pages, acusó al partido de entregar a AMLO y secundó a Narro en su renuncia.

Osorio Chong confía en que su partido saldrá de la crisis como lo hizo en el 2000 y 2006. Llama a regresar a las bases del partido y de no lastimar al partido con diferencias y acusaciones. Sin embargo, el otrora partido más poderoso de Latinoamérica se disputa entre la vida y la muerte mientras Morena crece con lo que alguna vez fueron sus bases.

PAN pinta a ser la única oposición del partido guinda

Mientras el PRD y el PRI luchan por sobrevivir, el partido blanquiazul pareciera estar un poco más vivo que sus contrapartes. El partido dirigido por Marko Cortés, toma el 19% del Senado y el 15% de San Lázaro. Sin embargo, el partido también ha sufrido una debacle. El PAN insiste en ser, la única oposición real con la que cuenta Morena.

Su presidente se refiere a lo anterior citando a los resultados electorales del 2 de junio de este año: «En los resultados electorales del 2 de junio, el PAN es quien compite contra Morena. Somos la alternativa. No solo puede competir, sino ganar. Puede gobernar y gobernar bien».

Sin embargo, el partido de centroderecha, no se ha salvado de la ola guinda. El PAN perdió por casi 10 puntos porcentuales la gubernatura de Puebla, uno de sus bastiones, lo que acusaron de un robo. Sin embargo, el golpe más duro al partido fue en Baja California, considerado el bastión más antiguo y uno de los más fuertes del PAN; dónde Ruffo Appel inició el proceso democrático, ese mismo Estado que el PAN perdió con 27 puntos de diferencia con Morena.

El PAN obtuvo buenos resultados en los estados de Aguascalientes, Tamaulipas y Durango, obtuvieron la mayoría. Sin embargo, esto fue logrado gracias a una alianza con el moribundo PRD. Acción Nacional posee 9 de 32 gubernaturas, pero eso podría cambiar pronto si Morena sigue creciendo al ritmo que lo hace. El partido de AMLO parece haberse convertido en la nueva maquinaria electoral.

Con información de Forbes.