Televisa en crisis sin los millones de pesos del gobierno federal

- Por

Enrique Peña Nieto modificó las reglas del juego para varios medios de comunicación mexicanos. Desde que el priista llegó al poder, las arcas del estado se abrieron para canales de televisión, periódicos, medios y estaciones de radio. Todo esto con la intención de impulsar la imagen de un sexenio. Esto se convirtió en costumbre, logrando alterar las líneas editoriales de medios de comunicación.

El gobierno de López Obrador llegó con la premisa de cerrar la llave de esta costumbre peñista, algo que ya afecta los números de televisoras como Tv Azteca y Televisa. La austeridad republicana que pretende imponerse en un país en donde la política está acostumbrada al derroche ha mermado en las ganancias millonarias de medios cercanos al gobierno de Enrique Peña. Televisa reporta 20% de pérdidas en el primer trimestre del 2019.

Esto deja ver un panorama de crisis en dos televisoras mexicanas que ya de por sí enfrentan una baja de audiencias. Con Netflix y Youtube seduciendo a los nacionales, Azteca y Televisa han estado buscando la forma de reconquistar a un público que no tuvo otra opción que consumirlos durante décadas. Con el recorte a publicidad oficial del gobierno de López Obrador, se encienden las alarmas en Televisa, quienes ya cierran programas de antaño, repiten novelas famosas en el pasado o recortan plantillas.

Los números muestran que Televisa logró 3,681 millones de pesos en la primera parte de este 2019. Pero en el último año del gobierno peñista, la televisora más poderosa de latinoamérica recibió 4,272 millones. La caída en publicidad ha obligado a la empresa de los Azcárraga a vender sus filiales en otros países del continente y también a alterar sus contenidos para embonar con las nuevas narrativas impuestas por el streaming.

El caos ‘azteca’

Tv Azteca también ha sentido el golpe. La televisora de corte conservador perdió más del 5% de sus ganancias respecto al año pasado. Recordemos que esta empresa fue una de las favoritas del gobierno calderonistas y peñista para transmitir sus spots y en cierta forma sus líneas de comunicación. El gobierno de Morena ha aplicado la austeridad con los aztecas, restando 155 millones de pesos para publicidad en este año.

Si bien el presidente de México ha repetido en toda ocasión posible que no va a emular las prácticas de publicidad de su antecesor, lo cierto es que los dueños de Televisa y Tv Azteca han sido beneficiados por el gobierno de Obrador. El más afortunado ha sido Ricardo Salinas Pliego, un empresario metido en la minería y la banca que ahora hace posible la distribución de las becas y apoyos de la cuarta transformación.