Televisa confía en que podrán vencer a Netflix con nuevas telenovelas

- Por

Es difícil retomar el consumo de televisión después de conocer Netflix. La plataforma reina del streaming ha derrotado completamente a la que fuera la televisora creadora de las telenovelas y que durante décadas se hiciera rica con su hegemonía en México.

Hablamos de Televisa, una empresa mexicana gigante que últimamente ha visto a sus números caer en picada gracias a la popularidad y la oferta de Netflix. Según el Wall Street Journal, la empresa de los Azcárraga tuvo una desastrosa caída del 43% en el arranque del 2018. Las cifras están generando desesperación en los pasillos de la televisora y ninguna estrategia ha parecido funcionar del todo para vencer al titán rojo.

Mientras Televisa sufre, la empresa creada en California sigue creando contenidos originales que están fascinando a los mexicanos. Su estrategia es la de trabajar propuestas frescas y diferentes. Esta intención los ha colocado muy por encima del modelo repetitivo de Televisa, que se basa en telenovelas similares, reality shows comunes y eventos deportivos.

A pesar de que cada vez más personas recurren a internet para buscar entretenimiento, el director de Televisa confía en que la televisión tradicional es aún importante para los mexicanos. Esto es cierto, ya que en nuestro país se consume más televisión que cualquier otro medio de comunicación. Pero Netflix dejó ver que los mexicanos estaban hartos de los contenidos de estas televisoras.

Ahora, con una tendencia a las series de largo aliento, Netflix está generando adicción en México. Además, a pesar de que incrementaron sus costos de suscripción hace menos de seis meses, la cadena de streaming continúa sumando mexicanos a su causa. Estos mismos están abandonando a la televisión abierta e incluso a los sistemas tradicionales de paga (Dish, Sky, Megacable).

La crisis en la televisora no solo es económica. Las personas no están atentas a lo que Televisa ofrece, pues el modelo de programación data de finales de los años ochentas. Para solucionar esto, la empresa mexicana ha buscado innovar con telenovelas cortas que tocan temas “más actuales”, bio-series de personajes populares o cantantes y realitys copiados del modelo estadounidense para entretenimiento de las clases populares.

Por el otro lado, Netflix está abriendo espacios a proyectos que Televisa jamás permitiría. La serie Club de Cuervos fue la primera apuesta de Netflix para satisfacer al público mexicano. Además, el estreno de la serie biopic del cantante Luis Miguel alcanzó muchas más búsquedas que el propio debate presidencial, ya que se transmitieron el mismo día.

Netflix está consciente del poder que ejercen los televidentes mexicanos. Es por eso que han dedicado muchos de sus recursos a esta nación. Después de su gran impacto en Estados Unidos, el sur del continente americano fue uno de sus primeros intentos por conquistar el planeta con su plataforma novedosa. A raíz de esto, México se casó con la experiencia Netflix.

Televisa ha asegurado que antes de 2011, año en que Netflix llegó al país, no tenían competencia real. Por esto mismo les ha costado tanto innovar y dejar de lado esa programación de novelas, refritos y futbol. Aún así, la televisora reina en México asegura que sus nuevos cambios le darán batalla a Netflix en algunos años.