El Fondo Monetario Internacional está “impresionado” con las políticas de AMLO

- Por

Durante su visita a México, Christine Lagarde, directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) se dijo impresionada por las políticas que AMLO puso en marcha en los primeros días de su gestión.

Lagarde hizo hincapié en que nuestro país tiene mucho futuro en cuanto al uso de tecnología en los sistemas bancarios, mecanismos, que disponen de tecnologías innovadoras en la prestación de servicios financieros.

La promesa de AMLO

Tras sostener un encuentro con el presidente López Obrador, la directiva comentó que ve esperanza en la determinación del gobierno federal para elevar el crecimiento económico de nuestro país y eliminar la desigualdad.

Asimismo, dejo claro el compromiso presidencial por la inclusión de la población en la utilización de la banca móvil.

La funcionaria del FMI reconoció la puesta en marcha del programa piloto CoDi, que posibilita el pago de servicios, mediante teléfonos móviles, lo que fomentaría el uso de este tipo de servicios entre la población en general.

En otro sentido, Lagarde destacó el papel de las remesas en la economía nacional, dinero que podría beneficiarse del uso de la banca móvil, para agilizar las transferencias y pagos.

Las correctas políticas

En entrevista para el Economista, Joel Virgen, jefe para México de BNP Paribas aludió a que México se ha destacado desde sexenios anteriores, por su correcto ejercicio en su línea de crédito.

El especialista afirmó que el Banco de México (Banxico) cuenta con disponibilidad de 251,322 millones de dólares, dinero que funciona como un escudo económico para nuestro país.

De forma que, si la inestabilidad en los mercados financieros ocasionará una crisis mundial, este dinero le serviría a México para hacer frente a sus obligaciones.

Tal monto surge de sumar 177,322 millones de dólares ahorrados por el Banco Central en sus reservas internacionales, más 74,000 millones de dólares contenidos en la cuenta abierta que tiene México en el organismo económico, lo que forma la Línea de Crédito Flexible (LCF), misma que expira en noviembre próximo.

Es importante comentar que la LCF es un instrumento que el FMI ofrece desde 2009, sólo a los países más solventes del mundo, y que ha sido bien utilizado, por lo que podría renegociarse un par de años adicionales.

FMI confía en México

De acuerdo con Joel Virgen, para los inversionistas la LCF otorgada por este organismo representa un voto de confianza para la economía nacional; por ello, es importante renovarla y, quizá, reducir su cobertura.

El especialista comentó que, dadas las condiciones, México cuenta con las características mínimas para tener acceso a esta línea de crédito, debido a que la actual administración continúa con buenos resultados.

Lo cual representa que en casi dos trimestres al frente del país, México tiene una flexibilidad cambiaria estable, respeto a la autonomía del Banxico, compromiso con la disciplina fiscal y apoyo al libre comercio.

Con información de El Economista