Slim no descarta revivir el aeropuerto de Peña Nieto

- Por

El empresario mexicano Carlos Slim Helú consideró que la construcción del aeropuerto de Texcoco será un tema que se decida en el futuro.

Cuestionado durante la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, si era buena idea retomar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Dijo que “eso ya lo dirá el futuro” y “es uno de los 1,600 proyectos de inversión” que hay en el país.

La presencia del magnate mexicano en Palacio Nacional obedeció al acuerdo con las empresas desarrolladoras de la red de gasoductos en el país.

Slim también dijo que el sector empresarial ha estado de acuerdo con los objetivos que tiene este Gobierno: combatir la corrupción, la impunidad, crecer al 4 por ciento y bajar el gasto corriente.

“Estamos pasando una primera etapa y lo que nos está faltando lo anunció el presidente que es la inversión masiva que genera actividad económica” y afirmó que es lo que se está trabajando ahora mismo y después de ellos “las cosas serán muy diferentes”.

“Estamos en una situación en que el crecimiento puede ser, 0 o 2 o 0.2, no es importante, lo importante es que está así porque no ha habido esa gran inversión que se está planteando” destacó el empresario mexicano.

Una gran oportunidad

El empresario mexicano también resaltó las oportunidades que presenta la economía mexicana en comparación con otros países del mundo.

Dijo que las tasas de interés en Europa y Estados Unidos son negativas y México es un paraíso en el que se pueden tener tasas del 8 por ciento en Cetes, y “lo ideal es que se pueda haber una alternativa de proyectos a largo plazo”.

También habló del desarrollo que tiene el país, sobre todo en el sureste del territorio nacional, que hay una necesidad de infraestructura muy importante que puede ser tomada por inversores nacionales y de la banca.

“Hay proyectos que ya tienen la ingeniería básica y en ese sentido yo tengo una gran confianza”. Sobre retomar a Texcoco dijo que es uno de mil 600 proyectos de infraestructura, de construcción y hay un gran campo de inversión.

La inversión, apuntó Carlos Slim, se realiza en la medida en la que haya demanda o no, no en función de la confianza, “si el empresario no es un tonto, sino va a perder sus actividades”.

La demanda, dijo, se dará en la medida en la que la economía mexicana se mueva, esto es que la demanda crezca a partir de la creación de empleos y abrió la puerta a la inversión al plantear que quienes no inviertan quedarán relegados del mercado porque “otros sí lo van a hacer”.