70 millones de mexicanos llegarán a la vejez sin un peso ahorrado

- Por

En México al menos 70 millones de personas carecen de seguro social, lo que las lleva inevitablemente a un destino incierto, precario y lleno de pobreza.

La principal causa de esta situación de los trabajadores mexicanos se da por la precariedad laboral instaurada en el país.

Ya sea por las prácticas de outsourcing o incluso porque los patrones no se dignan a otorgar el seguro social como lo establece la ley.

Desde el año 2010 a la fecha no ha habido ningún año en el que estas cifras se hayan podido reducir, siendo alarmante la constante de esta situación.

Con cada vez más mexicanos sin protección social, la brecha económica y la pobreza siguen en aumento particularmente en la zona sur-sureste de la República.

La situación es tan alarmante que en 2018 el 57.3% de la población no tuvo derecho al seguro social, una catástrofe en términos económicos.

De los 70 millones de mexicanos que carecen del acceso a la seguridad social, aproximadamente 48 millones viven en zonas urbanas, lo que resalta la precariedad laboral.

Un sistema desigual

En un informe realizado por el Coneval en 2018 sobre el derecho al trabajo, se deja claro qué existe un sistema segmentado y desigual para los asalariados.

Esto deriva en condiciones diferenciales de acceso al derecho y también el monto de las prestaciones que recibe la población asegurada.

Un ejemplo de este hecho es el trato discriminatorio para el trabajo doméstico remunerado y a otros trabajadores como jornaleros, que superan más del millón y medio sin considerar sus familias.

Otro grupo poblacional afectado es el de los adultos de 65 y más años, en 2017 sólo el 26.3% de esta población tuvo acceso a una pensión o jubilación.

Y cuando se compara a la población femenina de 65 y más años se obtienen cifras de escándalo, ya que únicamente el 11.7% gozaban de una pensión o jubilación en comparación con los hombres.

Así pues, los datos demuestran que en México pensar en llegar a la vejez con una pensión o un ahorro es prácticamente imposible para personas de clase media baja.


Etiquetas: