Era AMLO genera confianza en inversionistas para México

- Por

Tras el inicio de la llamada era AMLO, en diciembre pasado, el peso mexicano comenzó a ganar terreno frente a la divisa norteamericana, lo cual generó un panorama de confianza para inversionistas nacionales y extranjeros en México.

El pasado miércoles, el presidente López Obrador indicó que durante los primeros 45 días de su gobierno, el dólar bajó 1.20 pesos; mientras que el peso mexicano fue una de las monedas que más se apreciaron en el mundo.

Confianza para invertir

Un artículo publicado por el diario El Financiero señaló que este fenómeno no se debe al debilitamiento del dólar en el mercado internacional, sino también a la confianza generada en la nueva administración para invertir en nuestro país.

De acuerdo con el diario, las cifras brindadas por la Presidencia de la República son distantes a la realidad, pues desde el pasado 5 de diciembre a la fecha, el dólar se abarató 8.5% en relación al peso, esto equivale a 1.61 pesos, según datos de Bloomberg.

El índice del dólar en comparación con otras 10 divisas internacionales, elaborado por Bloomberg indica que, a nivel general, la moneda del vecino del norte se abarató 1.2% a finales de 2018.

Tal fenómeno favoreció a diversas monedas alrededor del mundo, entre las que destacan el peso mexicano, el real brasileño y el bath de Tailandia, divisas que se posicionaron fuerte en los mercados financieros internacionales.

Ante este panorama, la economía de Estados Unidos tuvo una menor perspectiva de crecimiento, lo que ocasionó un incremento gradual de las tasas de interés en EU, generando una reducción de la demanda de activos financieros en dólares.

De acuerdo con medios especializados, este hecho sirvió a México para ofrecerles a los inversionistas un horizonte de finanzas públicas con estabilidad y equilibrio en el mediano plazo.

El primer bono en la era AMLO

Aprovechando las buenas condiciones, el gobierno de López Obrador colocó el pasado miércoles, su primer bono en dólares, el cual consiguió en los mercados internacionales 2 mil millones de dólares, mismos que despertaron una demanda cuatro veces mayor al monto ofrecido.

En este sentido, Carlos Urzúa, titular de la Secretaría de Hacienda (SHCP) calificó esta operación como un éxito y destacó que refleja la perspectiva de la comunidad financiera internacional sobre la solidez de los fundamentos macroeconómicos del país.

Lo anterior, significa que el mercado global, reconoció el buen manejo de la deuda pública de parte del gobierno mexicano, así como la buena comunicación que ha tenido con los inversionistas nacionales y extranjeros.

Respecto a los detalles de la colocación del bono, la Secretaría de Hacienda mencionó que se estableció a un plazo de 10 años con vencimiento en abril de 2029 y que otorgará una tasa de rendimiento de 4.557% y una tasa cupón de 4.500 por ciento.

Asimismo, se dio a conocer que la demanda total que recibió fue de aproximadamente 8 mil millones y que se contó con la participación de más de 320 inversionistas institucionales de América, Europa, Asia y Medio Oriente.

México, un buen país para invertir

La buena aceptación generó una oleada de comentarios de parte de analistas, que subrayan que la ganancia del peso frente al dólar deriva de la buena percepción que tienen los inversionistas extranjeros en la perspectiva económicas del país.

Y para muestra, un artículo publicado por el semanario Zeta esta semana enfatizó el interés de empresas asiáticas para invertir en México, derivado del incremento en el costo de la manufactura china y de los aranceles que estos productos pagan en EU.

Entrevistado por el semanario, Gilbert Ulloa, vicepresidente de Promoción de Desarrollo Económico e Industrial de Tijuana (DEITAC), indicó que México se encuentra en la mira de tres compañías chinas y una taiwanesa, para invertir en la industria manufacturera en los sectores de electrónica y plásticos.

De concretarse tal inversión, los beneficios para ciudades fronterizas como Tijuana, representarían una oportunidad de inversión entre 40 a 45 millones de dólares, y una oferta de 500 empleos a corto plazo.

Deuda mínima

Ante este panorama, el gobierno federal se comprometió a utilizar la deuda pública de forma responsable para contar con finanzas sanas y seguir generando posibilidades de inversión.

“Las buenas condiciones alcanzadas en esta emisión y la extensa participación por parte del público inversionista reflejan la confianza en el manejo macroeconómico y de las finanzas públicas del país”, destacó la SHCP en un comunicado.

En lo que se refiere a la duda internacional, la dependencia precisó que dicha colocación se mantiene dentro de los límites de endeudamiento externo neto establecido en el Paquete Económico del 2019 por 5 mil 400 millones de dólares.

Destacó que el Plan Anual de Financiamiento de la dependencia, contempla que al cierre del 2019, 77.3% de la deuda neta del gobierno federal será interna y 22.7% externa, lo que significa que las necesidades del gobierno federal se cubrirán con el mercado local de deuda; mientras que el crédito externo se utilizará de manera complementaria, cuando las condiciones en los mercados internacionales sean favorables.

Es importante precisar que para 2019, la deuda interna será por 490 mil millones de pesos, tal como se aprobó en la Ley de Ingresos de la Federación del 2019.

Con información de El Financiero, el Economista y Zeta