El mundo está invirtiendo en milicia a niveles preocupantes

- Por

El Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI), por sus siglas en inglés, destacó su preocupación en un informe reciente, debido a que gran parte del mundo está invirtiendo en milicia a niveles preocupantes.

De acuerdo con el informe, el nivel de gasto en armamento que están teniendo ciertas regiones en el mundo, iguala a la inversión que se tuvo durante la Guerra Fría, lo que significa un monto aproximado a los mil 739 billones de dólares.

Cantidad, que representa 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel mundial, y que a su vez implica una inversión en armas de 230 dólares por cada uno de los habitantes del mundo, lo cual representa un incremento de 1.1% respecto a 2018.

Foto: Nmas1

Mundo bélico

El informe indicó que, en lugares como Europa occidental, la inversión en armas creció 1.7 puntos porcentuales; aunque Estados Unidos mantuvo el título del país con mayor interés armamentista en el mundo.

Otro punto de alerta fue el incremento del 10% en el volumen de las transferencias internacionales de armas, entre 2013 – 2017, en relación al periodo 2008 – 2012, lo cual según estadísticas ratificaría un incremento masivo de este tipo de operaciones, desde el año 2000.

Respecto a la procedencia de las armas, SIPRI hace mención a que 34% de las que existen en el mundo provienen de Estados Unidos, 22% de Rusia, 6.7% de Francia; 5.8% de Alemania y 5.7% de China; aunque se desconoce el monto total por estas ventas.

En referencia a Estados Unidos, se sabe que su presupuesto armamentista oscila los 610 mil millones de dólares, cifra que representa 3.1% de su PIB; además, el Senado aprobó a finales de 2017 un incremento de 14.75% a la compra de armas.

China es otro caso peculiar, según datos de la SIPRI, pues durante 2017 tuvo el segundo mayor presupuesto con fines armamentistas con 228 mil millones de dólares, 5.6% más que en 2016.

Respecto al Medio Oriente y África, los países con mayor inversión son Argelia y Libia, quienes tienen conflictos con insurgentes islámicos y grupos terroristas; por lo que no es de extrañar que Arabia Saudita destine 10% de su PIB a la compra de armas y Omán gasta hasta 14% de sus ingresos para el mismo fin.

Invertir en la milicia

Por su parte, India gasta anualmente más de 3 mil millones de dólares en armas e Indonesia, China y Corea superan los mil millones de dólares; mientras que Pakistán, Vietnam y Japón invierte entre 700 a 500 millones de dólares.

Además, países como Bangladesh, Tailandia y Filipinas tienen un gasto que oscila entre 300 y 270 millones de dólares, cantidades significativas que van creciendo anualmente de forma progresiva.

En cuanto al caso de América del Norte, de acuerdo con SIPRI, el gasto militar disminuyó 0.2% en 2017 respecto a 2016, mientras que por tercer año consecutivo el este asiático registró un incremento de 4.1% con relación a 2018.

El informe resaltó el incremento del gasto militar y la propagación de conflictos bélicos han ocasionado más de 65 millones de personas desplazadas de su lugar de origen, debido a la violencia.

De acuerdo con el organismo, esto ha impactado en la seguridad del mundo durante los últimos 10 años, lo cual ha contribuido a la generación de conflictos armados, que se presentan en diversas regiones del mundo.

Niveles preocupantes

Asimismo, es necesario recalcar que la proliferación de las armas, tienen una incidencia directa con los casos de agresiones que se presentan con mayor frecuencia en zonas urbanas, donde pueden deberse a conflictos armados y/o violencia desatada por la delincuencia.

Vale recalcar que la situación parece complicarse, pese a la aplicación del Tratado para la Reducción de Armas Estratégicas Ofensivas (Nuevo START) firmado en 2010 y que finalizará en febrero de 2021, sin que aún existan conversaciones para prorrogarlo o sustituirlo.