La motocicleta es el transporte favorito de la delincuencia

- Por

En la Ciudad de México la incidencia delictiva protagonizada por delincuentes que se trasladan en motocicletas ha ido en aumento. La facilidad de escape que dan estos vehículos en zonas urbanas con altos niveles de transito ha hecho que se conviertan en el medio de transporte preferido de la delincuencia para cometer homicidios y asaltos a mano armada.

Algunos datos publicados en años anteriores por la prensa mexicana han dado cuenta que, desde hace más de 5 años ha incrementado el número de personas que han sido detenidas por haber cometido delitos a bordo de una motocicleta.

El periodista Héctor de Mauelón detalla en su columna del Universal de este jueves, que tan sólo entre 2010 y 2016 se reportaron a 11 mil 415 personas que fueron arrestadas por haber cometido supuestos delitos con violencia y haber utilizado una motoneta como medio de escape.

Algunos ejemplos de estos hechos delictivos en el que fueron utilizadas las motocicletas como medio de transporte son recogidos por el periodista en su columna, como el ocurrido en octubre del 2017, cuando Francisco Javier Hernández Gómez, fundador de la Unión Tepito, fue ultimado al norte de la Ciudad de México por unos sujetos que viajaban en moto.

Otro ejemplo es el asesinato cometido contra el abogado Jesús García Vallejo, quien en distintas ocasiones figuró como defensor del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva; de la ciudadana francesa Florence Cassez, y del narcotraficante Miguel Treviño, conocido como el Z-40.

García Vallejo fue asesinado el 03 de diciembre del año pasado en la alcandía de Coyoacán, por dos sujetos que viajaban en moto.

Las motos se han convertido un problema para las autoridades

Desde el año 2015, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) reconoció que la utilización de las motos por parte de la delincuencia se había convertido en todo un problema para las autoridades, quienes detallaron que la facilidad que dan estos vehículos para escabullirse entre el tráfico de la ciudad, ayuda en la huida de los delincuentes.

Datos presentados entonces por la PGJDF, revelaron que del 100% de los casos en los que se utilizaron las motos como medio de transporte, el 75.6% fue en las modalidades de robo a transeúnte en la vía pública; a cuentahabientes que salen de los bancos y en el robo de automóviles.

Siendo Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Coyoacán y Álvaro Obregón las delegaciones que registraron los más altos niveles de incidencia en la que los delincuentes escaparon en motocicletas.

En agosto del 2018, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México señaló que desde el 2017 las denuncias de robo a transeúnte cometidos por criminales a bordo de motonetas subieron un 15%.  

En los primeros 8 meses del año pasado la SSP registró 5 mil 108 casos, mientras que, en el mismo periodo de tiempo, pero del 2017 se habían contabilizado 4 mil 405 denuncias.

Según un estudio publicado en octubre del 2018 por la consultora Índice GLAG, la disponibilidad de las motocicletas forma parte de la logística de la delincuencia para llevar a cabo los delitos.

El congreso de la Ciudad de México quiere regular el uso de las motocicletas

El pasado 26 de febrero, el Diputado Guillermo Lerdo de Tejada presentó ante el Congreso de la Ciudad de México una iniciativa para reformar la Ley de Movilidad a fin de regular el uso de las motocicletas:

“La complejidad y saturación de los esquemas de movilidad en la Ciudad de México, así como las problemáticas delictivas ligadas al uso de motocicletas, hacen necesario que se cuenten con criterios y reglas más efectivas para garantizar seguridad en vías y espacios públicos.”

La iniciativa busca reformar el articulo 84 con el objetivo de que todos los conductores de motocicletas deban de portar las letras y el número completo de la matrícula de identificación de sus vehículos “adheridas en la parte lateral de sus cascos, o en su caso, podrán optar por adherirlo a la parte trasera de sus chamarras o chalecos.”

Según lo dicho por el diputado capitalino no se busca criminalizar a los motociclistas, sino generar entornos de mayor seguridad, poniendo como ejemplo el caso de Colombia en donde se registró que la mayoría de la delincuencia organizada utilizaba las motos como uno de sus instrumentos más usados para cometer los robos, por lo que las autoridades tuvieron que construir reglamentos a nivel nacional a fin de detener este fenómeno.

Otro ejemplo mencionado en la iniciativa es lo sucedido en Argentina en donde a parte de regular, las autoridades entregaron gratuitamente 3 mil chalecos y cascos, además de licencias especiales para conductores de motos; en abril del 2015 en la zona de la Plata se reportó que el 75% de los delitos se movieron en estos vehículos.

Asimismo, la diputada local Beatriz Benavente presentó ante el Congreso de San Luis Potosí una iniciativa similar a la presentada por Lerdo de Tejada, a fin de que los motociclistas porten el número de matrícula en su casco.

Ante esto, Filemón Juárez Santana, director la Policía vial de la ciudad de San Luis Potosí reconoció que la incidencia delictiva protagonizada por motocicletas ha ido aumento en el estado, sin embargo, calificó la iniciativa como no viable.

De acuerdo con Juárez Santana en México es muy fácil hacerse de una motocicleta debido a que las tiendas aceptan enganches desde 100 o 200 pesos, sumado a que existe el peligro de que las matriculas puedan ser duplicadas o falsificadas. Según el director de la policía vial han existido casos motonetas decomisadas cuyas placas son falsas o tiene reportes de robo.