México sigue en guerra: 17,500 muertes en primer semestre de AMLO

- Por

En abril de este año, por primera vez en muchos veces, parecía que la tendencia creciente de la violencia había llegado a su fin, el número de homicidios había disminuido. El sueño duró poco, y en mayo pasado registró nuevamente un crecimiento en el índice. El mes pasado tuvo un promedio de 96 homicidios diarios, superior a los 93 del mes anterior. El primer semestre del gobierno de Andrés Manuel López Obrador registró 17,500 personas asesinadas, el más violento del que jamás se tenga registro al inicio de un sexenio.

Incrementa la violencia en mayo

Los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública arrojan que durante mayo 2 mil 903 personas fueron asesinadas en el país, adicionalmente, se reportaron 76 feminicidios, sumando un total de 2 mil 979 personas, equivalentes a 96 seres humanos asesinados cada día en el país.

La cantidad registrada en mayo impidió que se registrara un descenso en la delincuencia como se venía haciendo desde el mes anterior. El número de homicidios registrados en mayo es el mayor del que se tenga registro en todo el sexenio en términos totales, sin embargo, por número de homicidios al día en promedio, el mes de febrero supera a mayo. Durante el segundo mes de 2019, se registraron 2 mil 877 víctimas, 102 personas perdieron la vida asesinadas cada día.

Comparado con mayo de 2018, el 2019 registró un número similar de homicidios, pues en el primer caso, se registraron 2 mil 975, apenas dos menos que en mayo de este año. Debido al factor poblacional, la tasa mensual quedó ajustada prácticamente a la misma proporción, 2.3 casos por cada cien mil habitantes.

El peor arranque de sexenio de la historia

En lo que respecta al primer semestre de un sexenio, este es el más violento del que se tiene registro en la historia del país. La tasa de homicidios durante los primeros seis meses de los sexenios de Fox, Calderón y Peña Nieto, fueron de 7.12, 4.89 y 8.01 por cada cien mil habitantes; durante los primeros seis meses de este gobierno, se registraron 11.51 casos de homicidio por cada cien mil habitantes en el país.

También se registró un incremento comparado con el mismo periodo de 2017 a 2018 (diciembre a mayo), cuando se registró una tasa de 11.03 casos, contrastados con los 11.51 de este sexenio. Los estados con mayor crecimiento son Nuevo León, que creció en 72%, al pasar de 5.3 a 9.3 homicidios en los últimos seis meses; Tabasco que pasó de 9.7 a 14.7 por cada cien mil habitantes, un crecimiento de 50.7%; la Ciudad de México con 43,2%, pasando de 7.3 a 10.5 en tasa de homicidios; Sonora y Morelos, con incrementos de 43.1%.

Otros estados que registraron un incremento en el número de homicidios comparando periodo con periodo son: Coahuila, Jalisco, Quintana Roo, Campeche, Guanajuato, Estado de México, Querétaro, Hidalgo, Chihuahua, Zacatecas, Puebla y Aguascalientes.

La otra cara de la moneda es Baja California Sur, un estado que llegó a registrar tasas de homicidios sorprendentemente altas en el pasado, redujo año con año su tasa de homicidios en 78.3%. De igual manera, Nayarit, otro estado azotado por la violencia, redujo su tasa en un 69%, junto con el Estado de Guerrero, considerado uno de los más violentos del país, dónde la incidencia se redujo en 30.8%.

Las entidades con la mayor tasa de homicidio doloso son Colima con 33.9 casos por cada cien mil habitantes, Baja California con 27.7 casos y Chihuahua con 22.23. Mes con mes, el Estado con la mayor reducción en homicidios es Quintana Roo con 58.5% homicidios menos en comparación con el mes de abril.