Niegan carpeta de investigación a defensa de Marco Antonio Sánchez

- Por

Las autoridades judiciales de la Ciudad de México negaron a la defensa de Marco Antonio Sánchez, el estudiante de 17 años que estuvo desaparecido cinco días tras ser detenido por policías capitalinos, el acceso a la carpeta de investigación sobre el caso.

De acuerdo con su defensa, la Fiscalía de Servidores Públicos no les permitió ver los documentos, bajo el argumento de que la dependencia está haciendo un informe sobre lo ocurrido.

Tras la negativa, la defensa de Marco Antonio Sánchez, conformada por integrantes del Instituto de Justicia Procesal Penal, la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia y la Red por los Derechos de la Infancia en México, interpuso una queja ante Visitaduría Ministerial, ya que su equipo jurídico debería tener acceso al expediente.

Los integrantes de la defensa dijeron al portal de noticias Animal Político que las autoridades tampoco les han entregado copias de la investigación ni les han dejado ver la carpeta electrónica. El único avance que han tenido fue que les dieran fecha para consultar la carpeta el próximo 2 de febrero.

Esta fiscalía, que les ha negado el acceso, es la encargada de conducir la investigación sobre el caso, que involucra a policías capitalinos en la desaparición del joven, luego de que fuera detenido en las inmediaciones de una estación del Metrobús.

La familia de Marco Antonio y las autoridades han tenido diferencias desde que ocurrió la desaparición. Primero porque los padres del chico afirman que acudieron a denunciar su desaparición desde el 23 de enero, cuando ocurrió.

Sin embargo,  sostienen que la agencia del Ministerio Público 40 de Azcapotzalco se negó a hacerlo, del mismo modo en que se negó el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea), con el argumento de esperar 48 horas tras la desaparición.

Incluso, pese a que Marco Antonio Sánchez, por ser menor de edad y de reportar riesgo a su integridad  lo hacía candidato para emitir la Alerta Amber, por su desaparición.

La denuncia finalmente fue recibida por las autoridades el 25 de enero, dos días después de la desaparición, luego de que la madre de Marco Antonio, Edith Flores, pidiera la ayuda de la Comisión de los Derechos Humanos local.

De acuerdo con un amigo de Marco Antonio, quien lo acompañaba en los momentos previos a su desaparición, se encontraban fotografiando un mural en la colonia El Rosario, en la delegación Azcapotzalco, cuando fue abordado por policías, quienes lo detuvieron.

El amigo de Marco, incluso, pudo fotografiar a uno de los agentes cuando sometía en el piso al joven antes de desaparecer durante cinco días. Pese a la denuncia, el gobierno de la ciudad se negó a que el caso fuera tratado como una desaparición forzada y el caso enviado a la Fiscalía Antisecuestros de la procuraduría local.

Tres días después de presentada la denuncia, y cinco de la desaparición, Marco Antonio fue localizado por las autoridades del municipio de Atizapan de Zaragoza, en el Estado de México, mientras deambulaba por las calles.

Luego de la localización de Marco Antonio, el caso fue turnado a la Fiscalía de Servidores Públicos, pues involucra a cuatro policías capitalinos.

Con información de Animal Político