Quién es Marco Antonio Flores, qué le pasó y en dónde está

- Por

Se trata de uno de los casos de desaparición forzada y abuso policiaco más lamentables del gobierno de Miguel Ángel Mancera y sus estrategia de seguridad. El joven Marco Antonio Flores ha desaparecido después de que al menos dos policías lo subieron a una patrulla y ahora no se sabe qué hicieron con él.

¿Porqué lo detuvieron?

Según testigos, a Marco Antonio lo detuvieron después de que tomara unas fotos a un mural ubicado en las cercanía del metrobús Rosario. Ahí, comenta un amigo que lo acompañaba, dos elementos de la policía capitalina lo golpearon, inmovilizaron y detuvieron, para luego subirlo a su unidad de trabajo el día martes, 23 de enero. Hasta hoy, no se sabe en dónde está y solamente una fotografía ha servido como prueba de que la versión de su compañero es cierta.

En la imagen se alcanza a ver a Marco Antonio sometido en el asfalto por un elemento de seguridad capitalina. Otro más, se encuentra parado a centímetros del joven. Se le ve esposado y con una mirada de desesperación. Los elementos aseguran que el chico de 17 años estaba asaltando a una persona, por lo que de inmediato lo sometieron para arrestarlo. La versión de testigos contrasta totalmente.

“Mi hijo iba caminando con Roberto (su amigo), cuando se detuvo frente a un grafiti que le gustó y pidió a un joven que pasaba por ahí que se detuviera para tomarle una foto a lado del grafiti. El joven accedió y al momento de tomar la fotografía tres policías se acercaron y acusaron a Marco de estar asaltando al muchacho de la fotografía”, relata Antonio, su padre, para Animal Político.

Roberto, testigo principal, y la persona fotografiada por Marco Antonio niegan completamente la versión oficial, asegurando que en ningún momento se cometió un intento de asalto y tampoco que hubiera alerta en la zona por algún robo cercano, por el que pudieran haber confundido a Marco con el asaltante. Los policías lo golpearon con sus cascos y se lo llevaron.

https://twitter.com/Taibo2/status/957470288324775937

Seis días de angustia

Sus padres y amigos han estado presionando para que se les dé información sobre el paradero de Marco Antonio. No hay registrados de que fuera entregado en el Ministerio Público 40 ubicado en Azcapotzalco, lugar en donde los oficiales que lo detuvieron aseguraron que sería entregado acusado de intento de robo.

Al llegar al ministerio, se les comentó que, desde la patrulla, llegó el reporte de que “lo dejaron ir”. Por lo que Marco Antonio jamás llegó al sitio que los policías prometieron y tampoco se les dio información a sus padres de qué número de patrulla se lo había llevado. Además, tampoco se les reveló información sobre la identidad de los oficiales que lo detuvieron.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, aseguró que se están investigando las cámaras cercanas a la zona en donde fue agredido y detenido. En ningún momento el perredista habló del tema como desaparición forzada. Según los padres de Antonio, se les ha dicho que ya tienen identificados a los policías que trabajaban ese día por esa zona. Sin embargo, se les ha negado más datos: sus nombres y números de placa.

“No nos quieren dar nombres de policías, ni el número de sus placas, ni el número de la patrulla, y aparte la patrulla iba escoltada con dos motos, como si fuera un criminal”, dijo la hermana del joven desaparecido, según una entrevista del periódico Reforma.

La patada y la marcha

Según su amigo y testigo principal, Marco Antonio corrió después de que los policías lo acusaran de asaltar a una persona. En la persecución, el joven de 17 años fue retenido por un elemento de seguridad de la estación de metrobús. Un policía lo tiró al piso de un cabezazo y en el suelo Marco respondió con una patada.

Derivado del golpe, le dieron alcance tres policías en total que lo patearon en el piso frente a ciudadanos que iban saliendo del transporte público. Sus padres, en una entrevista realizada por Milenio, aseguran que esa defensa fue lo que más desató el coraje de los uniformados.

Ante la negativa de las autoridades por informarles sobre el paradero de su hijo, los padres de Marco Antonio han acudido a las redes sociales y los medios de comunicación para solicitar apoyo. Ahora, bajo el hashtag #DondeEstaMarcoAntonio, se ha convocado a una marcha para exigir la aparición del joven estudiante de la prepa 8 de la UNAM, además de exigir castigo a los responsables.

El tema ha escalado a nivel nacional debido a que es un caso grave y claro de la impunidad con la que operan los policías en México, un país con más de 30 mil personas reportadas como desaparecidas, según la ONU. La propia Universidad Nacional Autónoma de México ha exigido la presentación pública e inmediata de Marco Antonio.

La concentración para exigir una respuesta inmediata de las autoridades capitalinas se realizará el día 28 de enero en el Ángel de la Independencia a la 1 de la tarde. También se ha creado una petición en la plataforma Change.org para que el joven sea presentado de inmediato y se realice una investigación profunda para castigar a sus secuestradores.

“No basta con el comunicado que han enviado sobre que están coadyuvando, deben actuar de inmediato. Exigimos a Miguel Ángel Mancera y a la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX que presenten con vida al estudiante de bachillerato de 17 años, Marco Antonio Sánchez Flores”, se lee en la petición.