No hay forma de que Rosario Robles salga de la cárcel

- Por

No es común saber de un alto mando de la política mexicana en prisión. Esta tendencia ha comenzado, curiosamente, justo cuando el PRI ha perdido poder. Rosario Robles es la primer peñista en dormir en un catre penitenciario y parece que su estadía se prolongará por mucho más tiempo. Y es que no hay buenas noticias para la priista. 

Para sorpresa de Rosario Robles, el hombre que juntó la evidencia para llevarla a prisión acaba de anunciar dos nuevas demandas en contra de la exministra. Santiago Nieto se ha esforzado desde el inicio del gobierno obradorista por avanzar en carpetas de investigación que el peñismo detenía bajo cualquier pretexto. Las dos investigaciones contra Robles apuntan a más desvíos usando empresas fantasma en Sedatu y Sedesol. 

Recordemos que Enrique Peña protegió con todo su poder político a Rosario. La frase que dejó ver este escudo legal fue pronunciada por el priista en un acto público: “no te preocupes, Rosario”, le dijo el entonces presidente, mientras la priista aplaudía y asentía con la cabeza. Pero los nuevos movimientos legales pronostican una estadía más larga de Robles en prisión. Sus abogados siguen acusando persecución política

Avances de Santiago Nieto

Los avances de Santiago Nieto mantienen también temblando a peñistas como César Duarte, Emilio Lozoya y Luis Videgaray. Si bien la justicia mexicana determinó que no iría detrás de Antonio Meade (por el momento), los avances en contra de la corrupción en la era Peña Nieto ya mantienen en alerta incluso al expresidente, quien mantiene unas vacaciones largas por el viejo continente. 

La defensa de Rosario Robles ha intentado poner sobre la mesa una supuesta persecución política por parte del obradorismo contra la exministra. Si bien es una de las más metidas en escándalos de corrupción durante el sexenio pasado, aún no puede entenderse cómo es que es la única peñista en prisión después de tanta evidencia. Y es que todo indica que su sucesor en Sedesol, Antonio Meade, calcó sus métodos para desviar recursos. 

Se declara inocente

Robles ha asegurado desde un inicio que es inocente, por lo que estas nuevas acusaciones cercarán aún más su versión de los hechos. Los nuevos datos, según Nieto, dejan ver que Rosario Robles operó una red que creó empresas fachada para desviar dinero público, además de diversas omisiones importantes y encubrimientos dentro de las dos secretarías que tuvo a su cargo. 

Lo cierto es que si Robles está en la cárcel por los desvíos de la llamada estafa maestra, el resto de peñistas debería de correr con la misma suerte. Poco se sabe de investigaciones concretas en contra de personajes como Ruiz Esparza, Antonio Meade y más personajes claves de la era priista en el poder ejecutivo. Ahora la defensa de Robles debe prepararse.