La justicia mexicana se niega a investigar a Antonio Meade

- Por

El panorama pudo haber sido completamente distinto. Según los planes de Enrique Peña Nieto, uno de sus mas cercanos secretarios estaría ocupando la Presidencia actualmente.

Se trata de José Antonio Meade Kuribreña, el hombre sin partido que decidió representar al PRI en su peor momento y que ahora busca separarse de todos los escándalos de corrupción en su paso por Sedesol. 

Después de un tercer lugar que destruyó a su partido, el economista suena solamente en los círculos políticos por sus posibles nexos con los desvíos millonarios de la era peñista.

Ahora que Rosario Robles está en prisión por corrupción, el nombre de Antonio Meade, su sucesor en la secretaría, ha sido mencionado como posible responsable. Pero la justicia mexicana parece no perseguirlo. 

Todo lo decidió el juez

El juez que lleva el caso de Robles decidió no solicitar información que ligue al excandidato presidencial con los millonarios desvíos en la Sedesol. Antonio Meade fue visto en Palacio Nacional justo en los momentos en que la exsecretaria priista estaba siendo detenida. Ahora se sabe que no se ampliarán las investigaciones hacia él, uno de los personajes claves para entender el proceso. 

Uno de los documentos clave para unir su participación en estos actos sería el acta de entrega-recepción que celebró Rosario Robles y Antonio Meade en la Sedesol.

El juez que lleva el caso, Felipe de Jesús Delgadillo, ha declarado que este personaje no es un sujeto activo en la causa penal que mantiene detenida a la priista. Esta decisión genera tranquilidad en los círculos de Meade y molestia en la ciudadanía que exige castigo a los desvíos en la era peñista. 

Sus acercamientos con la 4T

Desde que López Obrador se aseguró la Presidencia, su rival tricolor en la contienda fue el primero en aceptar la derrota y uno de los principales rostros que fueron a felicitarlo personalmente.

En esos momentos, se empezó a mencionar que Meade entraría al gabinete obradorista como parte de una apertura del tabasqueño con sus opositores. Al final la secretaría de economía terminó en manos de Carlos Urzúa, quien ya renunció al cargo

Pero las olas no están calmadas en el futuro de Antonio Meade. El economista ha criticado fuerte las medidas económicas del nuevo gobierno y ha procurado acercarse al presidente de una u otra manera (López Obrador afirma que no se han reunido en los últimos meses ni en su visita a Palacio Nacional).

Aún así, el presidenciable puede ser investigado si el documento de transición es requerido en alguna otra investigación de la fiscalía.