Jueces están destruyendo todos los avances de Santiago Nieto

- Por

Desde la administración anterior a Nieto se le conoce como un hombre que trabaja rápido. En poco tiempo estructuró todo un caso, como fiscal electoral, para empezar las investigaciones en contra de los personajes que fueron beneficiados por los sobornos de Odebrecht. Su trabajo era tan profundo que lo despidieron de inmediato cuando estaba por caer Emilio Lozoya.

Ahora en el gobierno obradorista, Santiago Nieto está avanzando rápido en el congelamiento de cuentas sospechosas. Se han logrado frenar movimientos por más de 3,000 millones de pesos para empezar a investigar cómo es que estos personajes obtuvieron tanto dinero que no encaja con sus salarios. Las cuentas fueron congeladas por supuestos nexos con corrupción, lavado de dinero, robo de hidrocarburos o tráfico de drogas.

Los avances eran sólidos hasta que un puñado de jueces mexicanos, amparados en una decisión de la suprema corte, empezaron a descongelar estas cuentas. Las personas que estaban siendo investigadas no pueden ver sus activos bancarios detenidos si la decisión no proviene de un organismo internacional. Con esto, varios involucrados en supuestas actividades ilícitas pueden acceder de nuevo a su dinero, a pesar de los esfuerzos de la unidad de inteligencia financiera.

Entre los beneficiados por estos jueces están Ismael Figueroa, el polémico líder de bomberos en Ciudad de México. También los dueños de grupo Hidrosina, empresa acusada de comprar gasolina robada. La decisión judicial ha puesto en evidencia cómo existen en México mecanismos legales para saltarse incluso las investigaciones más fuertes de la secretaría de hacienda. Todo esto, claramente, ha enfurecido a Santiago Nieto.

Para impedir que estas acciones continúen y detengan lo avanzado, desde el legislativo ya se delinea una propuestas para evitar que jueces mexicanos salven a los investigados. La idea del partido guinda es evitar que se solape el lavado de dinero o que existan ciertos recursos legales para ampararse y descongelar las cuentas. Todo se trata de una reforma al artículo 115, sobre la ley de instituciones de crédito.

Todo en tiempos de Peña Nieto

Curiosamente la suprema corte no permite que la secretaría de hacienda realice estos congelamientos de cuenta desde 2017, el penúltimo año de gobierno de Enrique Peña Nieto. La excusa en ese entonces era que se estaban invadiendo labores que le pertenecen al ministerio público mexicano. Todo esto permitió que jueces liberaran activos de Hidrosina, entre otros. Pero todo depende del juez en turno.

Al menos dos de ellos no permitieron que se liberaran los activos del militar León Trauwitz y tampoco las cuentas de la universidad autónoma hidalguense.

Santiago Nieto rápidamente se quejó por la actitud de estos jueces que liberaron las cuentas. Todo esto porque se interrumpen las investigaciones, dando tiempo a realizar movimientos dentro de ellas. La acción de Nieto, en conjunto con la bancada de Morena en las cámaras legislativas, será desactivar esta salida legal para poder mantener las cuentas congeladas y bajo investigación.

Con información de SinEmbargo.