Sheinbaum se niega a reconocer los abusos graves de sus policías

- Por

Tal parece que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, no está interesada en impartir justicia, sino en defenderse de las acusaciones y señalamientos de la sociedad civil.

Luego de las manifestaciones del pasado viernes, donde grupos feministas alzaron la voz para que se ejerzan acciones contundentes en contra de los presuntos policías que violaron a una jovencita.

La jefa de Gobierno volvió a utilizar la frase “no vamos a caer en provocaciones”. Para la jefa de Gobierno las manifestaciones son un acto de provocación para lograr que la administración capitalina tome medidas violentas.

Sheinbaum se refirió a las manifestaciones del pasado viernes y reiteró qué respeta a las mayorías y a quienes protestan de manera pacífica.

Sin embargo, también afirmó que la violencia no es justificable, aunque sea minoritaria y ésta pretenda defender los derechos de las mujeres.

La jefa de Gobierno repitió insistentemente que no caerá en provocaciones para usar la fuerza pública, pues es lo que están buscando sus opositores.

Investigarán agresiones

Respecto a los disturbios ocasionados por manifestantes, y según algunos medios, por infiltrados, la jefa de Gobierno aclaró que no habrá impunidad.

Aclaró que las agresiones a periodistas, transeúntes y las graves afectaciones a edificios públicos ya son investigados por la Procuraduría General de Justicia.

Respecto a los comentarios de manifestantes que afirmaron haber sido provocados y vulnerados por la policía capitalina, la jefa de Gobierno dijo no tener información de que esto haya sucedido.

Mientras tanto, la investigación en contra de los cuatro policías que presuntamente violaron a una menor siguen, aunque tanto las PGJ y la jefa de Gobierno han caído en contradicciones.