La DEA va por Rafael Caro Quintero después de condena a El Chapo

- Por

Después de la caída de Joaquín «El Chapo» Guzmán y su posterior enjuiciamiento y sentencia por parte de la justicia estadounidense, la DEA va por otro gran capo de la droga. Sin embargo, no es alguien de los más conocidos en la actualidad como Ismael «El Mayo» Zambada, los hijos de «El Chapo» o Nemesio Oseguera Cervantes «El Mencho». Se trata de uno de los homicididas de Kiki Camarena, Rafael Caro Quintero.

Lo de Caro Quintero es «algo personal»

«La prioridad número uno de la DEA es Rafael Caro Quintero, mató a uno de nuestros agentes, Kiki Camarena» informó en su momento ante la prensa internacional, Ray Donovan, el director de la agencia antidrogas en Nueva York.

Asimismo Donovan confirmó que también van tras los hijos de «El Chapo» y todos los demás que están en la lista de los más buscados de la DEA. En el caso de Rafael Caro Quintero, dice, «es algo personal» para el gobierno de los Estados Unidos, debido a su posible participación en la tortura y asesinato de Camarena.

Caro Quintero abandonó el penal de Puente Grande en Jalisco después de 28 años preso el 9 de agosto de 2013. Lo anterior después de que el Primer Tribuna Colegiado de Guadalajara, ordenera su liberación pues consideró, que fue juzgado de forma indebida por el asesinato de Kiki Camarena. Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó la sentencia y recomendó su recaptura. El gobierno estadounidense pidió su extradición, pero desapareció apenas fue liberado.

Caro Quintero regresa a las filas del Cártel de Sinaloa

Quintero reapareció en 2016 en una entrevista con la revista Proceso, negando su responsabilidad en el asesinato de Camarena. Dijo que estaba retirado del narcotráfico. Sin embargo, un informa de la DEA del 2017, lo relacionó nuevamente con el Cartel de Sinaloa, identificándolo como uno de los principales operadores del cártel en la actualidad.

Un informe que lleva por nombre «Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas» idenificó a Caro Quintero e Ismael «El Mayo» Zambada como cabezas de células del cártel, encargándose de la distribución de narcóticos desde Phoenix, Arizona. El FBI ofreció por la captura de Quintero la astronómica cantidad de 20 millones de dólares, nadie ha ofrecido una recompensa tan alta por un capo mexicano.

Como dato curioso su actual esposa, quien conoció en prisión, la ex reina de belleza Diana Espinoza Aguilar, ha estado buscando certificar desde 2017, el nombre de Quintero como una marca registrada, de acuerdo con la Base Mundial de Datos Sobre Marcas (OMPI). Ambas solicitudes, una en mayo y otra en junio de 2017, continúan pendientes. Su esposa busca registrarla para la elaboración de productos y mercancía relacionada al capo.