Esto serán los peligrosos compañeros de celda de El Chapo Guzmán

- Por

A 185 kilómetros de Denver, Colorado, se encuentra la prisión ADX Florence, conocida popularmente como el «Alcatraz de las Rocallosas», en honor a la infame prisión isla californiana. En unos días, la prisión recibirá a su recluso número 377, se trata nada más y nada menos que de el capo mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán, recientemente condenado a cadena perpetua por la justicia estadounidense.

El «hogar» de los más buscados

La prisión es hogar de criminales de alta peligrosidad, los más notorios delincuentes que ha visto la historia reciente de los Estados Unidos. Destacan Ted Kaczynski, conocido como «Unabomber»; Zacarías Moussaoui, uno de los conspiradores del atentado del 11 de septiembre de 2001 en contra de las Torres Gemelas en Nueva York; Terry Nichols, quien llevó a cabo el atentado bomba de 1995 en Oklahoma; Richard Reid alias «Shoe Bomber»; Dzokhar Tsarnaev, quien puso una bomba durante el Maratón de Boston; y Ramzi Yousef, quien llevara a cabo el atentado en contra del World Trade Center de Nueva York en 1993.

Los reclusos de la prisión de máxima seguridad, permanecen recluidos 23 de las 24 horas del día en confinamiento solitario. La única comunicación que tienen con el exterior es una pequeña ventana de apenas un metro de alto en posición para que sólo se pueda ver el cielo, nada más. Sin embargo, cuentan con televisión, servicios religiosos, programas educativos y un almacén.

Adicionalmente, se toman medidas adicionales para garantizar que los reclusos, de ninguna manera, puedan ejercer su esfera de influencia o amenazar a las personas en el exterior. No se pueden mover dentro del recinto sin estar acompañados de escoltas, y los recuentos de prisioneros son realizados cuando menos seis veces al día.

La prisión perfecta para «El Chapo»

La justicia estadounidense considera que ADX Florence es la prisión adecuada para Guzmán Loera, ya que este ha escapado en dos ocasiones en prisiones de máxima seguridad mexicanas. La primera, en carro de lavandería gracias a funcionarios corruptos de la prisión de Puente Grande en 2001; la segunda en 2015, a través de un túnel. Los directivos de la Prisión de Máxima Seguridad del Altiplano, fueron cesados debido a la fuga de «El Chapo».

Las autoridades de los Estados Unidos condenador a Joaquín Guzmán Loera a cadena perpetua, después de que su juicio finalizara en febrero de este año. Es acusado por el tráfico de toneladas de enervantes hacia los Estados Unidos, así como diversos delitos de alto impacto. Respecto a la seguridad de la prisión, John Jay excomisario del Departamento de Correccionales de Nueva York, opina que si bien es muy improbable que escape, no es imposible.

«Nunca se puede decir nunca jamás, pero es muy improbable»

Con información de El Universal.