Incluso Estados Unidos quiere invertir en el Tren Maya: AMLO

- Por

El proyecto ferroviario más importante del obradorismo está en la búsqueda de inversores. El tren maya que recorrerá el sur mexicano estará operando con una cooperación entre inversión publica y privada. Esta decisión ha abierto la opción a que extranjeros inviertan en una ruta que promete reactivar de una vez por todas al sur mexicano, un territorio olvidado por el centralismo priista y que promete ser la gran atracción turística del México moderno.

Para lograr crear ese tren tan costoso, el presidente López Obrador está generando acercamientos incluso con otras naciones para que se sumen a lo que él promete será el gran proyecto turístico de este país. Uno de los interesados es Estados Unidos, asegura el tabasqueño. En declaraciones emitidas durante una cumbre empresarial entre ambas nacionales, el presidente declaró que la administración yanqui ve con buenos ojos el tren.

Pero no solo eso. López Obrador aseguró que Estados Unidos también tiene pensado acceder a destinar recursos para reactivar las condiciones laborales en centroamérica. Todo esto como parte del proyecto que el mexicano presentó a la administración de Donald Trump, buscando disminuir drásticamente las avanzadas migrantes que cruzan México para llegar a Estados Unidos. Ahora mismo hay miles de migrantes atorados en la frontera norte mexicana, buscando entrar al territorio del pay de manzana.

La crítica del republicano

Según el encargado del comercio en Estados Unidos, Wilbur Ross, el presidente estadounidense tienen contemplada una fuerte inversión en el tren maya mexicano. La ruta ha ido creciendo desde que el proyecto se anunció en tiempos de campañas electorales y ahora que Morena se hizo con el poder, se ha abierto la posibilidad a inversores privados. Con esto, Donald Trump estaría metiéndose de lleno en la obra público más importante del obradorismo.

Recordemos que el presidente republicano ha mantenido una política de desprecio hacia el gobierno mexicano. Desde que llegó al poder, Trump se ha empeñado en culpar a los migrantes que entran a Estados Unidos de las graves crisis de violencia, inseguridad y pobreza. Ese fue justo el factor que lo llevó a la presidencial, después de prometer una limpieza interna y un nacionalismo proteccionista que dista mucho de sus posibles aportes al tren maya.

Un tema de 150,000 millones

El tren maya promete estar listo antes de que Obrador abandone el poder y atravesará los estados de Campeche, Yucatán, Tabasco, Quintana Roo y Chiapas. El proyecto ferroviario tendrá un costo de hasta 150,000 millones de pesos, según estamos del instituto de la competitividad. Los opositores al proyecto aseguran que lastimará la flora y fauna de las comunidades por donde pasará el tren. El gobierno asegura que se contemplará el impacto ambiental.

Lo cierto es que el gobierno estadounidense no ha emitido ninguna declaración oficial al respecto. Mientras Donald Trump se esfuerza por culpar a México de inoperancia en tema de deportación de migrantes centroamericanos, su equipo de trabajo confirma el apoyo a los proyectos de inversión para generar empleos, seguridad y salud en Guatemala, El Salvador y Nicaragua.