La última oficina de Rosario Robles costó 36,000 pesos diarios

- Por

Se trata de uno de los perfiles más polémicos del gabinete de Enrique Peña Nieto. Después de decenas de acusaciones y un gran nivel de impunidad, Rosario Robles continúa negando su participación en los graves saqueos que ocurrieron en las dos secretarías que ocupó en el sexenio pasado. Muestra también de su derroche son los nuevos datos de la última oficina que ocupó la experredista: dentro de un edificio en una de las zonas más caras de la capital mexicana.

El cambio a este nuevo recinto se dio después del trágico sismo que derrumbó decenas de edificios en el centro de la Ciudad de México. En ese entonces, septiembre del 2017, la priista ocupaba el cargo de directora de la Sedatu, una secretaría encargada del desarrollo urbano y agrario en el país. Tenía su oficina en la calle Reforma, pero la gran sacudida de la tierra la obligó a mudarse. El edificio elegido fue la sede de otra comisión, ubicada en la calle presidente Masaryk, en Polanco.

El costo por permanecer en esta calle, una de las más costosas para vivir en México, fue de 13 millones de pesos tan solo por un año. Recordemos que Rosario Robles aseguró que toda esta mudanza de zona de trabajo se hacía por precaución, después del desastre telúrico en el centro de México. El edificio en donde se mudó ella y su equipo se rentó automáticamente por un año, con un costo promedio de 36,000 pesos diarios. Pero se sabe que el gasto era aún mayor.

Las cifras anteriores reflejan el costo de la renta solamente. Además, el nuevo titular de la Sedatu informa que se pagaba casi medio millón de pesos tan solo en pagos de estacionamientos en Polanco. Recordemos que este es uno de los barrios más caros para consumir, invertir, rentar o vivir en la Ciudad de México, una capital ya de por sí bastante costosa. Además de estos derroches, se gastó 1.6 millones en renta de vehículos para los altos cargos de la Sedatu (con Robles incluida).

La información la revela Román Meyer, el actual líder de esta secretaría. Es uno de los obradoristas más jóvenes y dentro de su administración no comprende cómo es que su antecesora gastara tanto dinero en tan poco tiempo. Meyer ha anunciado que estará presentando toda esta información a los medios de comunicación y que no celebrará un nuevo contrato en las oficinas de Polanco, ya que se encuentra vigente el plan de austeridad encabezado por el presidente.

Recordemos que a finales del sexenio peñista, Rosario Robles tuvo que comparecer ante los diputados mexicanos. Fue justo ahí cuando declaró que todas las acusaciones en su contra eran agresiones de género y recalcó que su llegada a las costosas oficinas de la Conavi en Polanco era por seguridad, dejando en claro que no había ningún interés de por medio por acceder a esa zona en particular.

Lo más curioso es que la Conavi es una de las comisiones encargadas de atender a las casas más pobres del país, por lo que no se explica la ubicación de las oficinas en una de las calles más caras no de la Ciudad de México, sino del país. En donde las propiedades en venta sobrepasan los 20 millones de pesos y la renta de un pequeño departamento ronda los 50,000 pesos mensuales.