Edomex, el lugar donde ser niña es un peligro

- Por

Un análisis del periódico El Universal sacó a relucir las alarmantes cifras de feminicidios en niñas residentes del Estado de México, que han ocurrido durante los últimos años, convirtiendo a esta entidad en un lugar donde ser niña es un peligro.

Según datos de Defunciones Femeninas con Presunción de Homicidios (DFPH), de menores entre 0 y 14 años de edad, que reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de 2012 a 2016, 166 niñas perdieron la vida durante este periodo en Edomex, cifra a la que se le añade por lo menos una veintena homicidios más, registrados en los últimos años.

Un lugar peligroso

Por su parte, la Fiscalía General del Edomex reportó que en 2017 se detuvo a 17 personas relacionadas con 15 asesinatos de féminas menores de edad, una de éstas fue sentenciada a cadena perpetua.

Asimismo, es preciso indicar que en lo que va de 2019 se aperturaron seis carpetas de investigación por homicidios de pequeñas; cifra que de mantenerse podrían superar los niveles registrados en los últimos tres años, pues sólo han transcurrido dos meses de 2019.

Es preciso indicar que las investigaciones develaron que, en la mayoría de los casos, los agresores de las menores eran cercanos a su círculo, pues se trató de tíos, padres, padrastros o vecinos de las víctimas.

Asimismo, la investigación hizo hincapié en la falta de concordancia entre las cifras oficiales que reporta la Fiscalía de Edomex y las que mencionan organizaciones civiles e incluso el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Tal es el caso de los feminicidios de pequeñas en 2018, pues de acuerdo con el Reporte de información sobre violencia a las Mujeres del SNSP, se presentaron 14 casos de homicidios en la entidad; mientras que la Fiscalía reportó sólo seis.

https://twitter.com/MexicoSocial_/status/1099292793342590976

Desaparición de niñas

Casos que comparten ciertas similitudes, como el tipo de desaparición en las cercanías de sus domicilios, las cuales en la mayoría de los casos fueron reportadas ante las autoridades oportunamente e incluso en algunos casos, las comunidades organizaron retenes y brigadas para la localización de las menores.

Como es el caso de Camila, una niña de nueve años, que desapareció el pasado 31 de diciembre en el municipio de Chalco, cuya comunidad organizó un dispositivo de seguridad para tratar de localizarla con vida; sin embargo, los esfuerzos fueron en vano.

También hay que mencionar casos como el de Jade, una menor de cuatro años en la localidad de Acolman, cuyo cadáver fue localizado en un tambo de plástico azul, cuando sus presuntos agresores se disponían a enterrarla.

Otros casos significativos fueron el de Valeria en Melchor Ocampo, cuyos familiares también realizaron una exhaustiva búsqueda y el de Calcetitas Rojas, una menor de nueve meses, quien falleció a causa de tortura y cuyo cadáver jamás fue reclamado.

Edomex, primer lugar en feminicidios

En este sentido, Juan Martín Pérez García, director de la red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), quien desde 2014 alertó sobre este hecho, urgió a crear un perfil que permita identificar a un agresor y a un feminicida en potencia.

Vale indicar que el Estado de México cuenta desde 2015 con Alerta de Violencia de Género en 11 municipios; pero de acuerdo con Pérez García, no sirve de nada sin voluntad política.

Redim apunta que la desaparición de 7 mil menores de edad en los últimos 12 años, tiene una relación directa con la ola de homicidios a menores de edad, registrada en los últimos tiempos.

Todo ello, coloca al Estado de México en primer lugar nacional en feminicidios, por los altos índices de violencia registrados en 2018, de acuerdo con las cifras oficiales.

Lee el reportaje completo en El Universal