El coordinador de Ricardo Anaya lo ataca, «se jodió a todos por la candidatura»

- Por

Si alguien jamás debió atacar a Ricardo Anaya fue su coordinador, Jorge Castañeda. Pero debido a la frustración del equipo de campaña y las pésimas estrategias, desde el núcleo del búnker del queretano ya se viven días de tensión y culpas. Todo apunta a que Castañeda será culpado en caso de una derrota contundente y el panista ha salido a defenderse.

En una entrevista con el New York Times, Castañeda empezó hablando de su candidato que no logra pasar del segundo puesto en las encuestas. Para intentar explicar el porqué de este asunto, el coordinador de campaña escupió una declaración cierta pero desafortunada. Para que Ricardo Anaya llegará hasta donde está, dijo, “se jodió a todos por la candidatura”. Esto se sabe, el panista no permitió una votación en el Frente. Se impuso de inmediato.

Lo incorrecto aquí es que Castañeda deja ver la opción de que algún otro personaje del panismo o el perredismo pudo haber levantado mejores números para la coalición entre izquierda y derecha. Después de señalar esto, el académico quiso componer su declaración asegurando que era más un halago que un insulto. Anaya solicitó en su momento a Castañeda como su coordinador, a pesar de muchas quejas internas. Ahora se amplía el descontento.

Pero no es la primera vez que Jorge Castañeda daña seriamente la candidatura de Anaya. Ya en abril pasado el académico sostuvo que estaban intentando una alianza cupular con el presidente Enrique Peña para intentar parar la popularidad de López Obrador. Con esto, Castañeda esperaba hacer más sólido a su protegido, pero realmente lo fracturó, quitándole al menos seis puntos de ventaja. Desde ese momento empezaron las quejas para despedir a Castañeda. Anaya siguió confiando en él.

Las declaraciones también dejan ver a un personaje que no se guarda nada. Castañeda señaló que Anaya les pasó por encima a todos sus rivales para hacerse con una candidatura presidencial cuando nunca ha ejercido un puesto de elección popular. Esto es totalmente cierto. Anaya nunca ha sido electo ni como diputado, senador, alcalde, gobernador o algo parecido. Pasó por plurinominales hasta la intención presidencial sin historial con los votantes.

Todo esto resta a la candidatura de Anaya que tiene menos de quince días para convencer a decenas de millones de mexicanos. Con el mundial de fútbol en puerta, las declaraciones de Castañeda parecen clavos de ataúd. A partir de estos días el tema político quedará de lado y parece ser que el queretano no solamente fue golpeado por el gobierno federal y la procuraduría general, también sus aliados más cercanos se están hartando.

Con severas acusaciones de lavado de dinero en su contra, Anaya parece derrotado y los conflictos internos ya son cada vez más notorios. Un gran ejemplo es el tercer debate nacional, en donde el queretano se lanzó en contra de sus oponentes para amenazarlos con enviarlos a la cárcel en caso de ser presidente. A Anaya se le olvida que un presidente no puede dictar una orden así, además de que intentó con cifras y datos distraer a los votantes sobre las acusaciones en su contra.