El hogar y la familia: los lugares más peligrosos para las mexicanas

- Por

Tal parece que en México no existe un lugar seguro para las mujeres y menores de edad, toda vez que más de 4 millones han sufrido algún tipo de abuso sexual.

Al menos 4.4 millones de mexicanas de 15 años y más sufrieron de un abuso sexual durante su infancia.

Lo terrible de estos datos es que los principales agresores fueron miembros de su familia, reveló un estudio de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) del Inegi.

De acuerdo con el recuento realizado en 2016 y con vigencia de cinco años, los principales atacantes son los tíos (as) y primos (as) con 20.1 y 16.0 por ciento de casos, respectivamente.

Le siguen los hermanos (as) con 8.5%, otros familiares 6.4%, padrastro o madrastra 6.3%, padre 5.8%, abuelo (a) 3.7% y madre con .5%.

En el caso de las agresiones sexuales en la infancia, el 6.4% de las pequeñas reconocieron los tocamientos, el 3.9% de intento de sexo forzado.

Además, enumeraron la obligación a ver o mostrar los genitales 3%, sexo forzado 2.5%, sexo forzado por dinero o regalos .8% y obligar a que vea pornografía .8%.

Mujeres desprotegidas

Cabe señalar que más de la mitad de la población de mujeres mexicanas, 60%, ha sufrido algún tipo de violencia entre las que están: emocional, económica, física, sexual o discriminación en los espacios escolares, laborales, comunitarios, familiares o en su relación de pareja.

A este tema se suma la desarticulación a que fue sometido el Sistema Nacional DIF en la pasada administración, y su práctico desmantelamiento y marginación en la presente.

El DIF, era en muchos lugares la única instancia pública que en los estados y municipios cuenta con –ahora ya muy menguadas– capacidades para atender a las víctimas de esta forma de violencia.

Según datos oficiales, de enero del 2015 a julio del 2019 se han iniciado 746 mil 348 carpetas de investigación por el delito de violencia intrafamiliar.