Planean 10 a 20 años de cárcel para personas que protesten en Tabasco

- Por

En Tabasco, cuna del presidente López Obrador, manifestarse en la vía pública se convertirá en un delito que amerite prisión.

Como en los mejores años del Porfiriato, los diputados de Morena aprobaron una iniciativa enviada por el Ejecutivo estatal que contempla penas de 10 a 20 años de prisión a quienes realicen manifestaciones con marchas y bloqueos.

Los castigos abarcan bloqueos a carreteras y también a quienes impidan la ejecución de obras públicas o privadas, a cuya medida calificó la oposición como “Ley del Garrote”.

Las modificaciones fueron hechas a los artículos 299; 306; 307 y 308, adicionando el artículo 196 Bis; y del artículo 308 Bis, del Código Penal de Tabasco.

Los diputados opositores se opusieron o a la iniciativa por considerar lo elevado de las penas, y acusaron que se pretende utilizar como pretexto para inhibir el derecho de los ciudadanos de ejercer cualquier tipo de manifestación en contra del gobierno federal.

Sin opinión del presidente

Diputados priistas acusaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador desconoce lo que se pretende concretar en la Congreso tabasqueño.

La iniciativa también contempla a quienes sean servidores públicos y cometan estos delitos, el de manifestarse, serían inhabilitados de cinco a 10 años.

A pesar de las críticas, los diputados de Morena justificaron una decisión que a todas luces pone en entredicho al partido del presidente.

“Lo que estamos tratando aquí es meter un orden, en donde las cosas que son justas se hagan, y se están aumentando penas de 10 a 20 años para las personas que estén cometiendo delitos, si son servidores públicos, también sean inhabilitados de cinco a 10 años”.

La Ley se aplicaría quienes obstruyan vías de comunicación, porque muchas veces se van a realizar obra pública, y entonces tratan de tapar vías de comunicación, pues prácticamente perjudicando a terceras personas que no tienen nada que ver, señalaron a medios de comunicación.