Meade y ahora Ebrard le dan millones de dólares a empresa fallida

- Por

No es sencillo ser canciller mexicano. Hay problemas fuertes con la administración estadounidense y se han sumado escándalos por parte de exembajadores. Además de representar al país, los cancilleres nacionales deben revisar contratos sobre temas migratorias y de visado. Un ejemplo, Cuando José Antonio Meade era secretario de relaciones exteriores contrató a una empresa alemana que falló en la emisión de documentos para la SRE. Se les dio 93 millones de dólares.

Ahora que Morena se hizo con el poder, y con un discurso de cero tolerancia a la corrupción y el derroche, el nuevo canciller mexicano ha repetido alianzas económicas con la misma empresa europea, llamada Veridos. Marcelo Ebrard ha ignorado las acusaciones de favoritismo que el gobierno peñista tuvo con esta empresa y la ha contratado, ahora por más de 27 millones de dólares.

La tarea, nuevamente, es emitir pasaportes mexicanos.

Pero Veridos no solamente fue acusada de favoritismo en 2015 (después de que otras empresas internacionales compitieran por el contrato en tiempos de Peña Nieto a costos mucho más baratos), también la germana le quedó bastante mal al gobierno mexicano, después de que un fallo grave en sus sistemas disminuyó la emisión de pasaportes nacionales: un error costoso que no debió de haberse olvidado. Aún así, el gobierno obradorista los ha favorecido nuevamente.

Una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción muestra cómo la administración de Marcelo Ebrard ha ignorado las fallas previas y les ha solicitado la misma tarea en la que fallaron hace tres años. Además de la polémica forma en la que ganaron en 2015: en el caso de Antonio Meade, el contrato se sometió a concurso, ganando la propuesta más cara. Ahora Marcelo Ebrard ha entregado los 27 millones de dólares del contrato a Veridos por adjudicación directa.

El gobierno de Morena ha encontrado en este esquema de trabajo un gusto especial. Prácticamente ocho de cada 10 contratos del gobierno obradorista se han entregado de manera directa, sin dar lugar al concurso entre empresas para obtener mejores precios. Son prácticamente 500 millones de pesos que Veridos se ha embolsado, y es que no han pasado ni siquiera cuatro años desde el error.

Veridos tuvo una caída de sistema que generó una emisión mucho menor a la establecida para crear pasaportes nacionales. Cuando debieron entregar más de 11,900 documentos oficiales por día, la cifra bajo hasta menos de mil. Esto generó alertas inmediatas que fueron revisadas y compartidas por la auditoría superior, algo que parece no haber calado en el reciente gobierno que ya tiene a un emisor polémico para hacer los próximos pasaportes mexicanos.

Mira toda la información en esta nota de Mexicanos Contra la Corrupción.