Gobierno de Peña Nieto le dio 39 millones al Centro Fox

- Por

Después de que marcara la historia política de México en el 2000, Vicente Fox terminó su administración y entró de lleno a nuevos negocios. Uno de sus intereses más grandes era ampliar su poder en Guanajuato, su tierra natal, en donde tiene un rancho millonario y una fundación en donde él y su esposa organizan diversos eventos para la élite de la ciudad.

El Centro Fox ha operado sin interrupciones desde que el panista adquirió una fuerte presencia en la escena política nacional y ha logrado hacerse de buena parte de recursos federales para ofrecer diplomados, talleres, pláticas y otras labores enfocadas en la capacitación. Tan solo en el sexenio de Enrique Peña Nieto, esta organización del conservador guanajuatense recibió 39 millones de pesos para algunos cursos y clases magistrales.

Recordemos que Vicente Fox fue un fuerte apoyo durante la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto, alabando al mexiquense e impulsando a sus sectores cercano para que quedara cualquier otro personaje antes que López Obrador, uno de sus más grandes rivales políticos. Entre los invitados de lujo a estos cursos financiados en parte por el gobierno peñista estaban el escritor Deepak Chopra, el ajedrecista Raymond Keene y el propio Vicente Fox (vendiéndose como experto en liderazgo).

El programa que recibió los millones fue llamado Programa MIQ Líderes, creado para hacer que los alumnos elevaran sus “inteligencias múltiples” a través de los consejos de expertos de todo el mundo. Y claramente los contratos fueron entregados por adjudicación directa, una tendencia llena de opacidad que marca el sello del gobierno priista. Algunos cursos duraban solamente unas horas y el costo para ingresar llegaba hasta los 200,000 pesos.

Esta entrega de recursos forma parte del entramado que el gobierno anterior realizó para entregar directamente recursos a empresas de cercanos o aliados al peñanietismo. Incluso durante las elecciones del 2018, ya con el PRI lesionado por escándalos de corrupción, Vicente Fox apoyó públicamente a Antonio Meade, el candidato tricolor. La intención del panista que dirigiera Coca-Cola en el continente era mantener su pensión presidencial.

La oferta del Centro Fox

El Centro Fox continúa en activo y actualmente ofrece varios servicios como talleres, conferencias y espacios para el Citek 2019, un congreso de negocios para la élite conservadora del país. Al mismo tiempo que ofrece estos servicios con costo, la organización de Vicente Fox y Martha Sahagún solicita donativos para impulsar su oferta. Entre los programas están una escuela de música, un museo-biblioteca y un programa llamado “presidente por un día”.

Todas estas ofertas están enfocadas en “la creación de líderes”, además de ofrecer clases a distancia para como el “fortalecimiento de los niños”, preparatoria en línea, centros de idiomas, cursos para padres de familia, entre otros. Buena parte de los recursos que percibe el Centro Fox se deben a donativos anónimos, además de los apoyos federales que logró identificar el medio Vice México.

Entre los consumidores peñanietistas de estos cursos están el exsecretario de comunicaciones y transporte, Gerardo Ruiz Esparza (cuya administración llegó a invertir más de 700 mil pesos por cuatro cursos del guanajuatense) . Además, Antonio Meade también consumió los programas de liderazgo de Vicente Fox, invirtiendo más de medio millón de pesos cuando era miembro del gabinete de Peña Nieto.

Mira toda la información en este reportaje de Vice.