El panista Guillermo Padrés ya está fuera de prisión

- Por

La élite del partido conservador pujó demasiado hasta que logró sacar a un elemento suyo de prisión. Guillermo Padrés incluso tuvo que suplicar al presidente López Obrador para que le permitiera continuar su proceso desde casa. Todo esto se hizo posible el día de ayer, cuando el panista salió con una larga barba canosa para dirigirse a su hogar. El conservador está acusado de defraudación fiscal y lavado de dinero.

Aún así, se ha concedido la oportunidad de que el sonorense siga su proceso desde casa. Padrés solamente estuvo en prisión poco más de dos años, con lo que se genera un nuevo caso en donde las penas para políticos corruptos en México son bastante blandas. Diego Fernández de Cevallos intentó ofrecer una propiedad a cambio de que liberaran a su amigo, algo que negó la justicia hasta el día de hoy.

Y es que el panista logró salir de prisión gracias a que se pagó la fianza con dos hipotecas de inmuebles. Por lo tanto, el panista continuará con un brazalete disfrutando de su libertad en casa. Este fue el gran requerimiento que solicitaba la cúpula panista para un hombre que sumió en una crisis financiera al estado de Sonora. La gobernadora actual Alejandra Pavlovich condenó la salida de un hombre que “traicionó la confianza de los sonorenses”, dijo en redes sociales.

Guillermo Padrés había intentado todos los recursos posibles para no permanecer detenido en el reclusorio oriente de Iztapalapa. Su abogado, el polémico panista Antonio Gracia, aseguró que su cliente está por librar las acusaciones que aún permanecen sobre él. “Él tiene su libertad por cambio de sus medidas cautelares; los procesos penales siguen y están a punto de concluir ambos”.

Padrés está fuera de prisión gracias a una decisión del juez Juan Miguel Marmolejo. Este es responsable del distrito de procesos penales en el Estado de México y solamente se ordenó colocar un brazalete en el panista para mantener vigilados sus movimientos una vez que salió del reclusorio. Para tener garantizada su libertad, Padrés logró pagar una fianza con un rancho de 31 millones de pesos, concedido por su suegro. Además de un hotel de su cuñado, valuado en casi 12 millones de pesos.

Los sonorenses aún están alertas por saber en dónde quedaron 81 millones de pesos que desaparecieron durante la administración del panista en Sonora. Después del caos que dejó Guillermo Padrés en el estado, el partido conservador perdió ante el PRI, que mantiene un gobierno lleno de polémica y derroche en la entidad norteña. Después de 40 amparos emitidos y constantes reclamos de sus amigos para ser liberado, Guillermo Padrés ya duerme hoy en casa.