Guillermo Padrés está a 30 millones de salir de prisión

- Por

La desesperación del expanista encarcelado ha llegado al punto de suplicarle ayuda a López Obrador. Guillermo Padrés quiere salir de prisión de inmediato y se han hecho todos los esfuerzos desde su partido para que pase las fiestas navideñas en su hogar. El hombre que gobernara Sonora está acusado de secuestro, corrupción y otras fuertes investigaciones en su contra. Aún así, el tribunal unitario de la Ciudad de México ha reducido en 70 millones de pesos su fianza.

Con esto, se deja ver toda una maquinaria poco justificada para dejar libre al expanista. Primero, Diego Fernández de Cevallos dona una propiedad valorada en 400 millones para rescatar a su amigo conservador de prisión. El fallo judicial no permite que se realice ese rescate e inexplicablemente a los pocos días se reduce su fianza. El monto de rescate pasa de 100 a 30 millones de pesos para que Padrés enfrente su proceso en libertad.

El delito más fuerte que está enfrentando el panista es el de defraudación fiscal equiparada. Recordemos que durante su gobierno se perdieron 8.8 millones de pesos destinados al estado de Sonora. Entre otras acusaciones, Padrés enfrentó una por secuestro de una colega y lavado de dinero. La trama de Guillermo Padrés manchó en los últimos años la imagen de Acción Nacional, un partido político católico que durante décadas criticó la corrupción de otras fuerzas políticas.

El caso Padrés es un constante jaloneo entre tribunales y juzgados capitalinos que urgen mantenerlo o sacarlo de prisión. Mientras el PAN declara que el sonorense ya no es militante, dentro del partido azul aún suman esfuerzos para liberar a uno de sus grandes aliados. Padrés fue una figura importante para el partido conservador desde hace décadas. Tuvo con Acción Nacional todos los cargos posibles: desde diputado local, federal y senador, hasta llegar al gobierno de Sonora hasta 2015.

Con esta rebaja a su fianza, parece ser que Guillermo Padrés podría salir de prisión en estos últimos días del 2018 o para el primer mes del 2019. La intención es que el norteño de bigote espeso enfrente las demás acusaciones en libertad, en su hogar al norte de México. Recordemos que el panista envió una súplica al presidente mexicano. “Elevo la voz señor presidente para pedirle que me ayude y acabe con este sistema represor que me tiene como preso político”.

El sonorense culpa al PRI de mantenerlo en prisión

Además, el conservador asegura que la pesquisa del gobierno de Enrique Peña Nieto atentó contra su familia, después de la detención de su hijo. “El viejo sistema encarceló cobardemente a mi hijo en el reclusorio de alta seguridad por más de nueve meses para presionarme, para que yo aceptara delitos que no cometí y lo hicieron sin ninguna prueba al respecto”, comenta en un audio desde prisión. La súplica de Padrés se extiende a las autoridades de la Suprema Corte y la CNDH.

El norteño asegura que con el cambio de gobierno es posible que salga libre, ya sin la presión legal que pudiera ejercer el anterior gobierno del PRI. Padrés asegura que se han colocado “artimañas jurídicas” desde hace dos años para someterlo a un “infierno”. El panista continúa recluido en una prisión federal mexicana. Por el momento enfrenta cargos por defraudación fiscal por más de 70 millones de pesos y lavado de dinero por 11 millones.

“He cumplido cabalmente en hacer lo correcto, me entregué voluntariamente, he seguido puntualmente mi proceso para aclarar a la sociedad falsedades de mis acusaciones”, comentó para solicitar su libertad inmediata. Con la actual reducción de 70 millones de pesos en su fianza, parece ser que Guillermo Padrés saldrá de prisión de manera inevitable. Lo único que puede frenar esto es una apelación del ministerio público.