Argentina se une a Brasil para condenar el gobierno de Nicolás Maduro

- Por

La derecha latinoamericana ha tomado un nuevo aire, encabezado por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro. Ahora, en una franca reafirmación de afinidades políticas y éticas, el Gobierno argentino se suma a la bandera conservadora latinoamericana, quienes podrían formar un frente para ayudar a los intentos norteamericanos de intervenir y “pacificar” Venezuela.

En el que fue su primer encuentro personal, ambos mandatarios lanzaron una dura condena contra el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Ya que hoy, el presidente brasileño recibió con honores de Estado a su homólogo argentino, Mauricio Macri, el primer líder extranjero que realiza una visita oficial al país desde que Bolsonaro asumió el poder.

“Compartimos nuestra preocupación por los venezolanos», declaró Macri junto a Bolsonaro, en el marco de su visita oficial a Brasilia.

“Maduro es un dictador que intenta perpetuarse en el poder mediante elecciones ficticias», agregó el gobernante argentino.

Macri reiteró que su gobierno solo reconoce a la Asamblea Nacional como la única institución legítima en Venezuela, elegida democráticamente por el pueblo, mientras Bolsonaro asentía con la cabeza.

Bolsonaro destacó el compromiso de Argentina y Brasil con la «defensa de la libertad y la democracia en la región» y afirmó que «la cooperación en la cuestión de Venezuela es un ejemplo claro» de ello.

Macri, durante el brindis en el almuerzo de honor con el que lo agasajó el brasileño, equiparó el triunfo de Bolsonaro en octubre pasado al de Cambiemos en 2015. «A usted o a mi nuestros pueblos eligieron porque querían un cambio de verdad», sostuvo.

Mercosur y el Grupo de Lima

Esa cooperación se ha dado sobre todo en el marco del Grupo de Lima, que el pasado día 4 acordó, con la sola negativa de México, no reconocer al nuevo Gobierno de Maduro, a quien instó sin éxito a que traspasara el poder a la Asamblea Nacional (Parlamento) antes de su toma de posesión, este 10 de enero.

En relación al Mercosur, bloque que ambos países integran junto con Uruguay y Paraguay, Bolsonaro propuso a su homólogo argentino perfeccionar el organismo y concluir «rápidamente» las negociaciones con la Unión Europea (UE).

Necesitamos concluir rápidamente las negociaciones más promisorias e iniciar otras negociaciones», afirmó el presidente brasileño junto a Macri, en una referencia a las negociaciones que el Mercosur arrastra desde hace años con la UE.

El ultraderechista señaló que el Mercosur necesita valorar su «tradición original», basada en la apertura comercial, la reducción de las barreras y la eliminación de la burocracia.

En ese sentido, el mandatario, de 63 años, apostó por un Mercosur «reducido que continúe teniendo sentido y relevancia».

Las reformas económicas que Brasil y Argentina están llevando adelante son fundamentales para revitalizar el intercambio entre ambos países», dijo Bolsonaro, tras firmar un acuerdo para acelerar las extradiciones entre ambos países.

Bolsonaro subrayó la relación «franca», sin «perfil ideológico» y sin «tabúes» entre ambos mandatarios, quien se reunieron por primera vez desde que el ultraderechista venció las elecciones de octubre con un 55 por ciento de los votos.