Se confirma la desaparición del PES y Nueva Alianza

- Por

La urgencia del partido evangélico por sobrevivir en México llegó hasta el punto de solicitar que se cancelara la elección presidencial, en donde su candidato resultó ganador. Después del primero de julio, el mapa político mexicano se redujo a solamente cinco partidos. Algunos partidos pequeños como el partido Verde supieron aliarse a fuerzas como el priísmo, mientras que el partido del Trabajo fue el más beneficiado por la victoria de López Obrador.

Ahora, las autoridades electorales informan que serán dos los partidos que van a desaparecer después de la contundente elección de hace dos meses. Se trata del partido Nueva Alianza y el partido Encuentro Social. A pesar de sus alianzas con fuerzas políticas de más convocatoria, estos partidos pierden su registro a pesar de las decenas de impugnaciones con las que intentaron salvarse.

El partido más golpeado en las elecciones federales fue Nueva Alianza, conocido popularmente como el Panal. Y es que en el conteo final de los votos emitidos dejó la cifra de apenas un 1.02%, es decir, un apoyo increíblemente mínimo para un partido que lanzara varios candidatos presidenciales polémicos en el pasado como Gabriel Quadri, Gabriel Campa. En este 2018 apostaron por José Antonio Meade con muy malos resultados generales.

En el caso del partido Encuentro Social, de corriente evangélica, se frena su intento por crecer justo cuando empezaba a levantar. El caso de los partidos evangélicos no ha tenido tanta suerte en México, comparado con la fuerza de este sector religioso-político en países de latinoamérica como Perú, Costa Rica o Brasil. Ahora, el árbitro electoral informa que el PES estuvo cerca de salvarse, pero no alcanza a cubrir el 3% que exige para mantenerse en el mapa político mexicano. Como resultado final, Encuentro Social solamente logró el 2.78% de votos.

Para poder hablar de la desaparición definitiva de estos dos partidos políticos fue necesaria la resolución del INE que será enviada al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Las autoridades electorales dejaron en claro que ninguno de estos dos partidos alcanza el umbral necesario para permanecer con vida en el tablero político mexicano. Por lo tanto, en México quedan solamente Acción Nacional, PT, Morena, PRD, PRI, Movimiento Ciudadano y el partido Verde.

Lo cierto es que en la actual legislatura aún quedaran varados algunos legisladores del PES y el Panal, a pesar de la inevitable desaparición de sus partidos. En la cámara de diputados, el partido evangélico tiene una fuerte presencia después del contundente resultados electoral a favor de la coalición de López Obrador. Se trata de 56 diputados, mientras que Nueva Alianza apenas tendrá dos diputados en la 64 legislatura. En la cámara de senadores, el PES tiene ocho senadores y el Panal tendrá un solo senador.