Si Anaya y Meade se unieran, aún así no alcanzan a AMLO: encuesta Reforma

- Por

Estamos a un mes de la elección más costosa y competitiva en la historia de México. Pocas veces se había llegado hasta un momento así con los contendientes tan separados entre en las encuestas. La última mostrada por el periódico Reforma ha impactado en todos los partidos políticos por los movimientos más recientes.

López Obrador ya rebasó el 50% de preferencias electorales y su contrincante del Frente bajó del treinta al 26%, justo en el momento en que más esperaba escalar posiciones. En tercer lugar se encuentra Meade, el hombre que pretende mantener al PRI en el poder con 19%, y en un lejano cuarto sitio se mantiene Jaime Rodríguez con el 3%. A treinta días de la elección, las cifras son alegres para unos y alarmantes para otros.

Lo que más sorprende es que después de dos debates presidenciales, el candidato tabasqueño se ha mantenido en primer lugar de las preferencias. Esto, a pesar de que sus rivales tuvieron mejores momentos en los encuentros nacionales. El candidato del Frente, Ricardo Anaya, es el más afectado por este sondeo. Sus aspiraciones eran las de estar empatando a Obrador para estas alturas, y no descendiendo en cifras.

Otro factor es que el relanzamiento de la campaña de José Antonio Meade parece no importarte a los votantes mexicanos. El priísta continúa asegurando un cómodo tercer puesto sin poder acercarse peligrosamente al segundo sitio. A pesar de que Meade subió dos puntos porcentuales, es decir, convenció a más de un millón de votantes, no representa aún un reto para Ricardo Anaya. Pero al menos Meade ya está por encima de los indecisos. 

La premisa al día de hoy es que ni siquiera juntos (Frente y PRI) podrían rebasar a López Obrador en el primer puesto. Se quedarían a siete puntos de alcanzarlo. Por lo que las estrategias de campaña no han logrado su cometido en ningún bando. Anaya se lanzó contra Obrador acusándolo de mentiroso y Meade hizo lo mismo pero bajo acusaciones de defender a criminales. Todo esto en lugar de impulsar sus propuestas. Aún así, los votantes no cedieron y Obrador creció cuatro puntos porcentuales más que al inicio de mayo, señala Reforma.

https://twitter.com/Reforma/status/1001773655163011073

Morena también crece

Pero no sólo eso, la encuesta de Reforma también augura que Morena controlará las cámaras legislativas los próximos seis años. Esto representaría un enorme quiebre para la hegemonía que mantiene el PRI y el PAN en la actual legislatura. Con una presidencia de Morena y ambas cámaras de color guinda, parece ser que las intenciones de Obrador no tendrán una gran oposición para ser aprobadas. Si todo sucede de esta forma, el PRI pasaría a ser un partido menor el próximo sexenio.

Esta encuesta fue presumida por Obrador en sus redes sociales, meses después de que el tabasqueño explotara en contra del diario acusándolo de partidario de la candidatura de Ricardo Anaya. Ahora, Reforma es el gran ejemplo para el candidato de izquierda para mostrar que su presidencia está prácticamente asegurada.