Cruzan la frontera para vender su sangre en Estados Unidos

- Por

Habitantes de Ciudad Juárez han encontrado en la venta de plasma una manera para subsistir. Muchos de ellos cruzan hasta El Paso, Texas, para realizar esta venta a los bancos de sangre de Estados Unidos por la que obtienen semanalmente entre 75 y 100 dólares, reportó el portal Norte Digital. Los pagos pueden variar, el más bajo es de 35 dólares y el más alto de 100, depende de varios factores como si se trata de un donador recurrente o si es la primera vez.

En El Paso existen al menos diez centros de donación de plasma. El más concurrido se encuentra sobre la avenida Texas. Desde las seis de la mañana ya hay una fila para realizar donaciones, la mayoría de personas provienen de Juárez. De 7 a 9 de la mañana se realiza el procedimiento para los donadores primerizos, solo se aceptan 40 al día. Es distinto para los donadores frecuentes, ya que ellos pueden acudir hasta las 7 de la tarde. Diariamente reciben a 500 en promedio.

A los primerizos se les piden diversos requisitos que van desde una identificación oficial hasta exámenes médicos. Se les paga 100 dólares la primera donación y el pago puede bajar hasta 35 las veces posteriores. Pueden tardar de dos a cuatro horas para realizar el proceso. Primero se registran con su nombre, fecha, si es la primera vez que donan y una referencia.

No solo conlleva riesgos en la salud

Posteriormente se les realizan análisis médicos para ver su condición física, se les hacen pruebas de sangre y nutrientes, además de un antidoping. Luego se les toma una fotografía y se les pide firmar un contrato de 25 páginas. En este, el donante acepta que él es el responsable de cualquier riesgo que conlleve la donación, esto va desde moretones o hasta tumores cerebrales. También se les muestra un video con esta información.

Cuando el contrato se firmó, se les pasa al área de camillas donde se les extraen 325 mililitros de sangre que es centrifugada para separar el plasma y después se reintroduce de nuevo al donante.

Aparte de los riesgos de salud, los donantes de Juárez también podrían perder sus documentos migratorios. Las autoridades de la frontera consideran que donar plasma es una razón suficiente para retirar la visa de turista de mexicanos, ya que la venta de plasma es considerada una forma de trabajo. Uno de los requisitos para vender plasma es ser ciudadano estadounidense, sin embargo, los donantes mexicanos aseguran que nunca se les pregunta su estatus migratorio.

Uno de los empleados de estos sitios dijo que «si no son ciudadanos estadounidenses se les requiere la credencial de elector y un comprobante de domicilio en Ciudad Juárez». Este laboratorio sobre la calle Texas estima que el 90 por ciento de sus donantes cruzan la frontera para realizar la venta.

De acuerdo con información de Norte Digital, las compañías que compran el plasma pueden vender los productos derivados hasta en 300 dólares. Por ejemplo, Talecris o Grifols las dos instaladas en Estados Unidos tienen ventas millonarias. La industria de sangre en este país tiene un costo de 12 billones de dólares.

Lee el reportaje completo en Norte Digital.