Peña y AMLO favorecen a los mismos proveedores de insecticidas

- Por

El gobierno federal compró insecticidas contra el mosco transmisor del dengue a las mismas empresas señaladas por haber participado en presuntos esquemas de corrupción en la compra del producto durante la administración de Enrique Peña Nieto.

La adquisición de estos productos se da a pesar de que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gattel, señaló durante la conferencia matutina del pasado jueves del presidente Andrés Manuel López Obrador, la detección de diversos esquemas de corrupción en la compra de los insecticidas, en las que se encontraban algunas compañías proveedoras del producto.

De acuerdo con López-Gattel, esta situación representa un mercado anual de más de 900 millones de pesos sólo de la compra federal, señalando que al igual que en todos los temas de insumos para la salud se detectaron: mercados concentrados, mercados afiliados y dos grandes grupos que se disputan el control de las compras generales.

El funcionario indicó que para revertir estos esquemas de corrupción se realizarían las compras de los insecticidas “de manera rigurosa y transparente” con la ayuda de expertos nacionales e internacionales, a fin de identificar y elegir los mejores productos.

Compras retrasadas

En junio la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) publicó que la administración federal ostentaba para este año un presupuesto de 192 millones de pesos para la compra de los insecticidas contra el dengue, sin embargo, todavía no habían sido adquiridas.

Según la investigación, el gobierno federal solía comprar los productos entre los meses de abril y mayo, aunque las autoridades de la actual administración indicaron que debieron adquirirse entre mayo y junio.

Pese a esto, los insecticidas contra el mosco transmisor del dengue fueron comprados por adjudicación directa, hasta el pasado 6 de agosto por la Secretaría de Salud. Fueron las mismas marcas, proveedores y productos.

Esto a pesar de que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gattel había informado que los insecticidas comprados en las administraciones pasadas no contaban con un sustento científico.

Mismas empresas y pocos ahorros

En los años 2017 y 2018, la Secretaría de Salud compró el insecticida Bendiocarp a la empresa farmacéutica Bayer de México, por 34 mil 217 pesos y 32 mil 506 pesos, respectivamente. Mientras que el actual gobierno adquirió la misma marca con la misma empresa por 33 mil 481 pesos.

Este mismo caso se dio con un insecticida llamado Malatio, que fue adquirido con la empresa Codequim, que fue comprada con el mismo precio que con anterioridad lo compraba la administración de Peña Nieto.

En esta misma línea, la empresa Public Heralth Supply and Equipment le vendió al gobierno en 2018 el insecticida Spinosad, por 27 mil 816 pesos por unidad, y en este 2019 la nueva administración federal compró el mismo producto por 29 mil 816 pesos.

Las consecuencias  

De acuerdo con datos dados a conocer por MCCI, el nuevo esquema anticorrupción en la compra de insecticidas dejó un retraso de tres meses. Mientras que en los primeros 8 meses del 2019 hubo un incremento de 312% en la incidencia del dengue.

Durante el 2018, el Gobierno de Enrique Peña Nieto destinó un presupuesto de 170 millones de pesos para la compra de los insecticidas, en tanto que la administración de Andrés Manuel López Obrador ha gastado 167 millones de pesos, es decir, sólo hubo un ahorro de 3 millones de pesos.

Lee la investigación completa en MCCI