De repente, Oxxo Gas es la gasolinera privada más poderosa de México

- Por

Desde que Enrique Peña llegó al poder se abrió la oportunidad a que privados se lanzaran por el negocio de la gasolina mexicana. Poco a poco fue quedando claro que Pemex ya no sería el único suministrador de combustible a los mexicanos, y las marcas extranjeras empezaron a alzar la mano para vender este líquido. De ahí también surgieron ideas de imperios locales.

Las ganancias de las tiendas Oxxo han sido tan grandes que sin duda entraron en el negocio de la gasolina.

Con menos de cinco años de arrancada la reforma energética del PRI, las gasolineras de Oxxo ya han logrado ser la marca privada más poderosa del país. Se ubican justamente después de las estaciones de servicio de la petrolera mexicana y ya tienen servicio en quince estados del país. Destacan en el territorio norteño y en el Estado de México, planeando ya abrir en la capital del país.

Esto significa que Oxxo gana por doble. Si bien sus tiendas se encuentran todo el país, ahora su servicio de gasolineras le ha pasado por encima a titanes de la industria como Shell, Repsol, Exxon o G500. Las facilidades que el gobierno de Enrique Peña ha dado a grupo Femsa (la empresa mexicana creadora de estas estaciones de servicio) se alcanzan a percibir ahora en cualquier carretera mexicana.

Oxxo Gas tiene alrededor de 480 gasolineras y su plan es ampliarse a estados clave como Ciudad de México y el sur mexicano, en donde no tienen presencia aún. El tema alerta ya que en pocos años las empresas privadas se ha apoderado de la distribución de gasolina en el país, logrando elevar precios del combustible según el gusto de cada empresario responsable de una sucursal.

50 nuevas por año

La idea es crear 50 nuevas estaciones cada año, anunció hace tres años Femsa. El poderío económico de esta empresa ha abierto la posibilidad a una planeación y acción rápida para crear casi 500 estaciones de servicio en menos de cuatro años. Generalmente se pueden encontrar Oxxo Gas junto a una tienda Oxxo, una jugada que ha funcionado bien para los responsables de la empresa que también tiene acuerdos con Coca-Cola Internacional.

El director de Oxxo Gas dejó bien claro desde el inicio su intención por hacer más eficaz la venta de gasolina en México. “Nosotros tenemos un modelo que ha marcado un buen liderazgo. En materia de innovación hemos sido líderes en formas de pago electrónico incluso para que las empresas carguen combustible con seguridad y con control de lo que consumen. Hemos sido innovadores en promociones”, dijo.