Exsecretario del Trabajo en la era Peña Nieto ya trabaja para Femsa

- Por

Justo cuando la polémica de exfuncionarios de gobiernos trabajando para privados se intensifica, un gabinetista de Enrique Peña Nieto ha declarado su nuevo puesto en Femsa. Se trata de Roberto Campa, quien fuera encargado de la secretaría del trabajo durante todo el 2018. El capitalino de 68 años acaba de anunciar que se une a la empresa ligada a Coca Cola en México con el puesto de director de asuntos corporativos.

El cargo que Campa está desempeñando tiene bastante poder dentro de una de las empresas con más poder e impacto en México. Esto deja en claro que se puede legalmente acceder a cargos en empresas privadas después de haber trabajado para el gobierno en turno. La regla indica que los expresidentes necesitan esperar solamente un año para ingresar al sector privado, una práctica que aprovechó Felipe Calderón y Ernesto Zedillo. En el caso de los miembros de sus gabinetes, la regla es mucho más laxa.

Roberto Campa caería en lo que el presidente mexicano llama un claro conflicto de interés. Si bien no es ilegal, el tabasqueño asegura que no se tienen criterios morales cuando se trabaja para una empresa beneficiada por un gobierno, sobretodo si se trabajó en él. Recordemos que Enrique Peña Nieto concedió bastante apertura a Coca Cola en México. Femsa, que incluye además otras actividades, tuvo fuerte presencia en el sector de la construcción y el energético.

La llegada de este abogado a Femsa se hace a pocos meses de que el gobierno obradorista presente una propuesta para imposibilitar que los políticos en funciones salten a empresas privadas tan rápido. La intención del tabasqueño es que el periodo de un año se extienda mínimo a diez, para evitar conflictos de interés. Recordemos que hace unos días se reveló una trama similar, en donde un funcionario que trabajó en el Ifetel ahora forma parte de una de las empresas ligadas a la fusión de Disney-Fox en México.

Campa es uno de los pocos miembros del gabinete peñista que no arrastra investigaciones en su contra. Después del papel de Rosario Robles, Luis Videgaray, Ruiz Esparza y otros, la corta labor del abogado capitalino no generó bastante polémica. Antes de entrar a trabajar para el expresidente mexiquense, Campa fue un cercano al PRI, con actividad corta en la CNOP (una de las confederaciones más leales al partido tricolor) y como procurador del Consumidor a finales de los noventas, durante la era de Ernesto Zedillo.

Este cargo lo obtuvo desde el 15 de febrero y parece que tendrá un largo legado en la empresa, ya que su predecesor logró jubilarse en el cargo que ahora ocupa Campa. Si bien no hay ninguna acusación de que Roberto Campa haya favorecido a Femsa durante su cargo como secretario del trabajo, lo cierto es que buena parte de los seguidores del gobierno obradorista continúan acusando de ventajosos estos tipo de saltos político-empresariales.

El gobierno mexicano actual pretende frenar de golpe este tipo de saltos, por lo que varios de los políticos acusados continúan señalando que la acusación del tabasqueño es una práctica autoritaria. Felipe Calderón reconoció su salto de expresidente a participante en una empresa española ligada la energía eléctrica, pero dejó en claro que es un proceso totalmente legal y que se le puede investigar a fondo para evadir responsabilidades. En el caso de Campa, su llegada a Femsa pone de nuevo el tema sobre la mesa.

Los partidos opositores aseguran que no hay ningún conflicto de interés en estas prácticas. Lo cierto es que al menos dos expresidentes mexicanos saltaron a formar parte de empresas titánicas que fueron favorecidas durante sus gobiernos. “Muchas de estas cosas de abusos de falta de moralidad se presentaron por la mezcolanza entre el poder público y el poder privado, no había frontera, no había separación”, dijo López Obrador, asegurando que no se podrá realizar esto después de su gobierno. Por lo que se pueden ver más anuncios similares al de Campa antes de que entre en vigor esa nueva ley.

Mira toda la información en esta nota de SinEmbargo.