La Cruz Roja carga gasolina solamente en la sucursal de su dirigente nacional

- Por

Una investigación llevada a cabo por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) dio a conocer que la Cruz Roja Mexicana está comprando combustible a las gasolineras de su presidente nacional, Fernando Suinaga Cárdenas. Oficialmente presidente del Consejo Nacional de Directores de la Cruz Roja en México, Suinaga Cárdenas, ha detentado dicho puesto desde el 2012.

Cruz Roja carga gasolina en estación de su presidente.

La gasolinera PL/6857/Exp7ES72015, propiedad de los hermanos José Miguel y Fernando Suinaga Cárdenas a través de la empresa Servicio Río de la Plata S.A. de C.V., está ubicada en la calle Río de la Plata equina Circuito Interior, en la Ciudad de México. Esta estación de servicio ha estado en operación desde julio de 1998.

Las investigaciones llevadas a cabo por MCCI desde el pasado 28 de febrero, registraron que entre las 12:00 y 15:00 horas, así como a partir de las 20.30 horas, ambulancias, camionetas y automóviles de la institución arriban a la gasolinera. Los vehículos de la Cruz Roja tienen asignadas las bombas cinco o seis y han venido utilizando esta gasolinera desde hace unos dos años.

Paramédicos entrevistados por MCCI, mencionan que las reglas de operación de la Cruz Roja indican que, al finalizar cada turno, los operadores de las ambulancias se encuentran obligados a entregarlas con el tanque lleno. Los voluntarios indican que por cada turno acuden seis unidades para abastecerse de combustible.

Previamente, los vehículos de la institución de asistencia privada se reabastecían de combustible en una estación ubicada en el Boulevard Miguel de Cervantes y calle Presa Don Martín en la Colonia Irrigación, ubicada a menos de 500 metros de las instalaciones de la Cruz Roja. La estación actual, se ubica a más de 5 kilómetros de distancia de las oficinas de la Cruz Roja que se encuentra en Polanco.

Ofreció su gasolinera, pero no brindó ningún beneficio

Al respecto, el director general de la Cruz Roja Mexicana, José Antonio Monroy Zermeño, explicó a MCCI que la razón por la cual las unidades empezaron a cargar combustible en dicha gasolinera es porque Petróleos Mexicanos (Pemex) dejó de realizar donaciones a la Cruz Roja en 2016. En ese momento, Suinaga Cárdenas ofreció su propia gasolinera, por lo que decidieron adoptarla pues «no tenían opción».

Obviamente se presenta esa figura del conflicto (de interés), pero si no hay opción, hay que apoyarnos de nuestra propia gente.

Zermeño añadió que, a diferencia de otros casos, para la gasolinera de Suinaga, la Cruz Roja no realizó ninguna cotización previa como se tiene que hacer con otros proveedores. Justificándose, Zermeño mencionó que le causan «problemas», pues la institución «le retrasa los pagos». Ante esto, asegura que Suinaga les otorga financiamiento.

La investigación de MCCI dio a conocer que entre 2016 y 2019, la Cruz Roja Mexicana le ha pagado 5 millones 964 mil pesos a la gasolinera de su propio presidente. Asimismo, se supo que Suinaga no realiza donaciones de combustible en su estación y el único beneficio que le otorga a la institución, es la línea de crédito abierta y con facilidades de pago en situaciones de emergencia. Los documentos entregados dos días después de la entrevista, no profundizaron en el tema.

Junta de Asistencia Privada se niega a transparentar donaciones

Continuando, Zermeño indicó que su operación es monitoreada por la Federación Internacional de la Cruz Roja, así como dan a conocer al SAT y a la Junta de Asistencia Privada (JAP), todo lo que realizan.

Sin embargo, al realizar diversas solicitudes a la Junta de Asistencia Privada, para acceder a los documentos referentes a los donativos y manejos de cuenta de la Cruz Roja Mexicana, la JAP reservó la información referente y la clasificó como confidencial. Posteriormente, les entregaron documentos censurados.

La Cruz Roja realiza desde el pasado 20 de marzo hasta el próximo 31 de mayo, su colecta nacional para la recaudación de hasta 360 millones de pesos.