PRI y PAN dejaron sin carreteras a comunidad que no votaron por ellos

- Por

La obra pública en México está llena de opacidad y también de algunas malas intenciones. Desde que en el país entrara la política neoliberal, el papel de la ayuda a comunidad se empezó a condicionar con una pregunta clave: ¿esta comunidad me asegura votos? Con la premisa en alto, el gobierno de Salinas de Gortari y sus sucesores fueron apoyando a zonas específicas en donde mejoras del gobierno se traducían en votos masivos a sus partidos.

Esta tendencia no se perdió cuando el PAN ganó las elecciones en el 2000 y México ha sido un país de condicionamientos en materia de creación de tramos carreteros prácticamente durante 24 años, sin parar. En especial los apoyos carreteros fueron creados solamente en sitios en donde se necesitaran votos o en donde se votó a favor, alerta un gran estudio del Banco Mundial.

La tendencia aumentó cuando se dio privilegios o no a comunidad que votaron por el partido en el poder. Quienes registraron mejores apoyos carreteros resultaron ser los pueblos en donde sí se votó en masa por el nuevo presidente en turno. Esto condicionó las ayudas que el gobierno mexicano está obligado a realizar sin ninguna presión o influencia partidista. El Banco Mundial advierte que el PRI y el PAN castigaron a comunidades que no votaron por ellos.

Solo se apoyó a municipios «amigos»

Condicionar apoyos sociales ha sido siempre una tendencia nacional: esto sucede desde alcaldías, gubernaturas y presidencias. Lo cierto es que el estudio del Banco Mundial deja ver claramente cómo en México se generaron apoyos carreteros siempre teniendo en cuenta el mapa electoral. Recordemos que durante en tiempos de elecciones siempre se destina más o menos recursos a las zonas o comunidad que más cambios pueden hacer a través del voto. Esta es una de las principales acusaciones en la victoria de Alfredo del Mazo, en el Estado de México.

Todo empezó con el programa social Pronasol, en los noventas. Desde la era Salinas de Gortari, la entrega de apoyos carreteros en el país se empezó a desviar solamente a quienes habían sido leales en las urnas al partido en el poder y se castigó a las comunidades que favorecieron a otras fuerzas políticas. “Encontramos un patrón llamativo entre el estado de partido presidencial y la nueva construcción de carreteras federales”, revela el documento.

Mucho dinero era del Banco Mundial

“En los municipios donde el partido del presidente obtuvo la mayoría en las elecciones, la longitud de la carretera federal construida era más del doble, en relación con los lugares perdidos para la oposición en el siguiente período de 4 a 5 años”, asegura el Banco Mundial. Esto también deja en claro que la llegada del panismo al poder calcó la dinámica injusta de apoyos solamente a sus seguidores y castigo a los opositores.

La advertencia del Banco Mundial es que durante todos estos años prestó dinero a México para ayudar a comunidades pobres, pero el dinero, lamentan, se usó de forma poco equitativa y terminó siendo un botín electoral para asegurar su poder político en el país.

Como consecuencia, la ayuda aún no llega a ciertas comunidades desconectadas desde hace décadas por sus ideas políticas.

Mira toda la información en esta nota de SinEmbargo.