Faltan 4,000 millones en obras hechas durante la era Peña Nieto

- Por

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha sido garante de señalar los malos manejos de los recursos públicos ejercidos por las distintas dependencias de Gobierno, esta vez, al presentar el tercer informe individualizado de la Cuenta Pública, se contabilizó un daño a las arcas del Estado por más de 68 mil millones de pesos, todo esto en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

La ASF detectó anomalías por aproximadamente 4 mil millones de pesos en obras y proyectos estratégicos de la administración del expresidente priista en 2017.

Los proyectos que sobresalen por sus malos manejos son la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el Tren Interurbano México-Toluca y el Paso Exprés de Cuernavaca, entre otros.

El auditor Superior de la Federación, David Colmenares, informó que producto de las fiscalizaciones que hizo a la administración de Peña Nieto en 2017, al 15 de enero pasado, ya se logró la recuperación de más de 131 mil millones de pesos, suma que se podría incrementar debido a la existencia de pliegos de observación pendientes de solventar.

Además, en este tercer informe, se contabilizó un posible daño al erario de 68 mil 136 millones de pesos, que equivalen a los recursos que están pendientes de aclarar por las dependencias y programas auditados.

Explicó que en lo que va de su administración ha presentado 54 denuncias y están en un proceso de revisión con la Fiscalía General de la República para «desempolvar» otras auditorías pasadas.

Sin rastro del dinero

La ASF observó un posible daño al erario en la construcción del NAIM por 3 mil 212 millones de pesos, de los cuales solamente se han podido recuperar 26.4 millones de pesos.

Los auditores determinaron deficiencias tanto en la planeación y elaboración de proyectos ejecutivos como en la ejecución y supervisión de obras y servicios.

Además, la valoración realizada por la ASF mostró que no existió una visión integral del proyecto, lo que incidió en deficiencias y limitaciones para la coordinación entre dependencias y entidades, y entre los tres órdenes de gobierno involucrados.

Se encontró que el total de la deuda contratada para su construcción ascendió a 6 mil millones de dólares.

Los hallazgos constituyen un punto de referencia en el que se identifican aspectos relevantes que se deben revisar y modificar en la gestión gubernamental de proyectos de infraestructura de alto impacto vigentes y futuros.

En la Fiscalización 2017 del Paso Exprés de Cuernavaca, en el que ocurrió el socavón, la ASF observó «negligencia y mala calidad de la obra», así como pagos adicionales que ascendieron a 131 millones de pesos.

La ASF dio a conocer que se erogaron 76.5 millones adicionales para atender los riesgos advertidos por la obra de drenaje en el mismo lugar donde se suscitó el socavón el 12 de julio de 2017.

También se encontraron pagos por 54.6 millones por conceptos relacionados con «diferencias en volúmenes y trabajos de mala calidad en muros, pavimento de concreto hidráulico y defensa metálica».

El órgano fiscalizador de México revisó los tres contratos que la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT) otorgó para la rehabilitación del socavón, por un monto global de 76 millones 507 mil pesos, y detectó que los trabajos fueron de “mala calidad”.

“En la revisión de los trabajos ejecutados… mediante la visita de inspección física realizada de manera conjunta entre el personal del Centro SCT Morelos y de la ASF del 17 al 19 de octubre de 2018, se observaron trabajos de mala calidad”, de acuerdo con los auditores de la ASF.