Mujeres no obtienen altos cargos en empresas mexicanas

- Por

La dirigencia de las grandes empresas en México parece vedada para las mujeres. Esto lo demuestran las cifras del mercado bursátil mexicano, donde únicamente el 4% de los Consejos Administrativos de todas las empresas que cotizan en el mercado son presididas por mujeres.

A pesar de que hace dos años hubo un cambio en la regulación de México para fomentar que las mujeres formaran parte de los consejos de administración de las empresas, sólo hay una directora general entre las 35 empresas más importantes dentro del mercado bursátil mexicano, con la llegada en septiembre de 2018 de Tania Ortiz como CEO de Ienova.

Ortiz es es licenciada en Relaciones Internacionales por la Universidad Iberoamericana y Maestra en Relaciones Internacionales por Boston University. Es miembro del Consejo de Administración de Oncor Electric Delivery Company, LLC y Vicepresidente del Consejo Mundial de Energía–Capítulo México, entre otros. En 2015 y 2016, fue presidenta del Consejo de la Asociación Mexicana de Gas Natural. También trabajó en la subsidiaria de Pemex PMI como subgerente regional de productos refinados, a cargo del comercio de productos petrolíferos pesados.

Otro de los puestos importantes ocupado por una mujer en el mundo bursátil es la dirección de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), que ocupa María Ariza, quien durante cinco años fungió como directora general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), institución en la que destacó por su labor en la promoción y fomento de la industria de capital privado.

Un negocio de hombres

Durante la presentación del estudio «Inversión con enfoque de género» La directora de BIVA también señaló que sólo un 9% del capital invertido por los fondos de capitales en México está colocado en empresas que tienen mujeres en puestos de dirección.

Estas cifras persisten a pesar de que las empresas que cotizan en bolsa y tienen mayor representación femenina registran un rendimiento 44% superior sobre las inversiones que realizan, de acuerdo con Gema Sacristán, Directora General de Negocios de BID Invest.

Por otro lado, los prejuicios de género también afectan el “atrevimiento” de las mujeres para adentrarse en el mundo empresarial y de negocios, una encuesta de UBS reveló que 82% de sus encuestadas pensaban que los hombres eran mejores y sabían más sobre inversiones y planificación financiera.

Karina Ojeda, directora de estructuración en Capital Índigo (empresa que apoya a empresas de emprendimiento), expresa que, a pesar de estar en constante búsqueda de financiar proyectos dirigidos por mujeres, no es fácil encontrarlos.