Zambada pone en riesgo los planes de AMLO sobre la Guardia Nacional

- Por

Luego de dos días de audiencias en el juicio de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, Vicente Zambada Niebla realizó severas acusaciones contra el Ejército Mexicano; las cuales ponen en riesgo los planes de AMLO para la formación de la Guardia Nacional.

Las afirmaciones de Zambada desvirtúan el buen nombre del Ejército; característica que el presidente López Obrador destacó como punto de partida para la formación del nuevo grupo, así como la confianza que el mandatario había depositado en la institución para tomar el control de la seguridad pública.

Esto debido a que, de acuerdo con el testimonio de Zambada, alias “El Vicentillo”, durante las administraciones panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón existieron presuntos nexos entre militares y líderes de los cárteles.

Zambada destapa nexos con el Ejército

El hijo del conocido narcotraficante Ismael “El Mayo” Zambada, aseguró ante la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, en Estados Unidos que, además “El Chapo” mantuvo contactos con la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos en 2007.

Zambada indicó que altos mandos de ambas instituciones brindaron una presunta protección a Guzmán, ejercida en complicidad y con conocimiento de los gobiernos panistas.

De acuerdo con Zambada, dicha protección estuvo a cargo de los generales Humberto Eduardo Antimo Miranda y Marco Antonio León Adams, cuando ambos ocupaban puestos claves dentro de la institución.

El narcotraficante señaló que, en aquel tiempo, Miranda era el encargado de controlar todos los recursos a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); mientras que el coronel Marco Antonio de León Adams, a quien apodaban “El Chicle” fue escolta personal del ex presidente Vicente Fox.

Según el relato de Zambada, ambos militares recibían un pago mensual, el cual oscilaba los 50 mil dólares por brindar información sobre las operaciones de los cárteles rivales; mientras que presuntamente Adams informaba sobre los operativos del gobierno en su contra.

En riesgo la credibilidad del Ejército

Asimismo, de acuerdo con Zambada Niebla entre 2001 y 2008 el Cártel de Sinaloa gastó más de un millón de dólares mensuales para pagar a militares, políticos, funcionarios públicos, y policías federales, estatales y municipales.

Lo cual sirvió de base para la contienda que aún se mantiene y que, según cifras oficiales, ha causado la muerte a 250 mil personas desde inicios de la década de los dos mil a la fecha.

Tales acusaciones levantaron ámpula en un momento clave, donde la credibilidad del Ejército se encontraba en su punto culminante, y luego de que el Ejecutivo la había tachado como la institución más confiable en el país para enfrentar a la delincuencia organizada.

Cabe destacar que, respecto a la creación de la Guardia Nacional, será hasta el próximo 16 de enero cuando la Comisión Permanente del Congreso procese la petición, la cual también será expuesta a una consulta pública.

Pese a que la moneda está en el aire, el titular del Ejecutivo precisó que el reclutamiento masivo para la agrupación que ya se lleva a cabo, se debe a que las circunstancias lo ameritan, pues se requieren 21 mil nuevos elementos para el cuerpo policial.

Con información de Proceso, BBC y El Economista