La cámara que espió a AMLO era del Estado Mayor Presidencial

- Por

El presidente Andrés Manuel López Obrador mostró el 3 agosto la cámara con la cual presuntamente fue espiado dentro del Palacio Nacional.

El titular del Ejecutivo insistió en la supuesta trama de espionaje del cual fue víctima y sin dar demasiados detalles mostró una pequeña cámara, la cual habría servido para espiar sus reuniones en un salón del Palacio Nacional.

El presidente señaló que el tema no lo preocupa porque nada tiene que ocultar. La declaración tenía un fondo político, demostrar que el presidente es indestructible políticamente.

Aunque al presidente no le preocupa el hecho, las alarmas se encendieron dentro del círculo de protección de López Obrador, principalmente de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que ya dio su versión.

Fuego amigo

Las declaraciones de la Sedena señalan que la cámara que se mostró en la conferencia matutina es de las que utilizaba el desaparecido Estado Mayor Presidencial.

Se ubican en diversas instalaciones de la Presidencia y en el reporte entregado al Gobierno actual, cuando el servicio dejó de existir, se detalló la presencia de los mismos.

Según la Sedena, la utilidad de estos artefactos es para que los funcionarios graben hasta 18 horas de corrido y hagan minutas de sus reuniones, así como dar seguimiento a temas de interés nacional.

De la parte militar también era una cuestión de seguridad, aunque explican, las tarjetas de memoria se entregaban permanentemente al staff de la Presidencia.

Los temas relacionados al espionaje siempre han estado vinculados al actual presidente, su recorrido como opositor lo pusieron en el centro de operaciones orquestadas por los antiguos regímenes.

AMLO llegó al poder con la retórica de que fue espiado por el Cisen a lo largo de toda su carrera política.

El espionaje local quedó desactivado en la superficie, pero AMLO no dudó en ubicar en esa dependencia a al general retirado Audomaro Martínez Zapata.

Martínez Zapata solo reporta ante el presidente, no asiste a las reuniones de seguridad que se dan al alba y libra una pelea subterránea con dos figuras del gabinete: Marcelo Ebrard y Alfonso Durazo.

Con información de LPO.