El aeropuerto de AMLO sería 100 mil MDP más barato que el NAIM: Jiménez Espriú

- Por

Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que no se construya el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, en cambio ha propuesto que se habilite la base militar aérea de Santa Lucía para que sea el aeropuerto alterno del internacional que ya se tiene, pero que se encuentra saturado. La rehabilitación de este espacio costaría 70 mil millones de pesos. El candidato de Morena aseguró que incluso el precio puede ser menor ya que busca que este proyecto sea “digno pero austero”.

Buscarán suspender aeropuerto

El Nuevo Aeropuerto que se construye en Texcoco tiene un costo estimado de 170 mil millones de pesos. Javier Jiménez Espriú, ingeniero que ha sido propuesto como el secretario de Comunicaciones y Transportes en caso de ganar Obrador, aseguró que se pedirá la suspensión del NAIM y se realizarán auditorías, esto debido a que: “Esta obra del NAIM es un aeropuerto incosteable. No solo por la inversión que requiere sino por el costo de mantenimiento que tendrá que darse desde el día que se inaugure hasta el día que deje de existir”.

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México estima que cancelar el NAIM costaría 120 mil millones de pesos. Espriú aseguró que “no se cometerá ninguna arbitrariedad. Ni vamos a tomar una decisión que sea lesiva, ni para los que han participado ni para el Estado mexicano. Lo haremos dentro de la ley, discutiendo las cosas, aclarando y las auditorías que hagamos serán públicas”.

La propuesta del aeropuerto alterno en Santa Lucía fue realizada por los ingenieros José María Riobóo y Sergio Rubén Samaniego Huerta. El proyecto consistirá en construir otras dos pistas en la base aérea militar y mantener en operación dos pistas del Aeropuerto Internacional. Esto permitirá tener cinco pistas que operen simultáneamente. Tardarían tres años en estar en funcionamiento.

Más barato y sencillo

Este proyecto titulado Sistema Aeroportuario del Valle de México reconoce que es mucho menos suntuoso que el nuevo aeropuerto, pero el terreno de Santa Lucía es menos propenso a inundaciones porque es más firme que el de Texcoco, por lo que los costos de mantenimiento serán menores. Los ingenieros sostuvieron que ambas infraestructuras todavía tienen tiempo de vida operativa, por lo que construir un nuevo aeropuerto significa no aprovechar algo que todavía es útil.

Este aeropuerto y el AICM todavía tienen un periodo de vida de 50 años, e incluso podría agregarse una pista más para tener seis en total. Este proyecto permite que tanto Santa Lucía como el AICM operen de manera conjunta, ya que las pistas tienen la misma orientación. De hecho han operado de manera simultánea por casi 50 años.

Sin embargo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el centro de investigación en aviación, MITRE, opinan que operar ambos aeropuertos puede ser riesgoso por motivos de seguridad y capacidad. Al respecto, Jiménez Espriú aseguró que este es un tema atendible, ya que tienen técnicos que aseguran que sí se puede.

Otra de las ventajas del aeropuerto de Santa Lucía es que tiene menor impacto ambiental. La construcción del nuevo aeropuerto implica desviar los 11 ríos con afluente del Lago de Texcoco, además de que se elimina la reserva ecológica de la zona.

Con información de El Universal.