Espriú acumula escándalos: creó empresa evasora de impuestos

- Por

Los golpes a la administración encabezada por el presidente López Obrador tienen un blanco fijo: su gabinete. A pesar de que el presidente está blindado, los integrantes de su gabinete no gozan de tal ventaja, este hecho ha detonado ataques directos a los funcionarios de la 4T, específicamente en lo que respecta a la declaración patrimonial.

Uno de los señalados fue Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien no declaró un condominio en Houston, Texas. Espriú argumentó que la propiedad es de su esposa y que fue transferido a una empresa.

Esta empresa fue creada en Estados Unidos por Javier Jiménez Espriú y documentos revelan que está suspendida desde 2018 por no pagar impuestos, por lo tanto, no puede hacer cambios, en este caso, ceder la propiedad a su hijo, como declaró esta semana.

En un documento con fecha 2 de febrero del año pasado, la Secretaría de Estado de Texas notificó que Houston Relais Real Estate Inc. –creada por Jiménez Espriú el 9 de enero de 2016– no pagó impuestos, por lo que después de 120 días de no recibir la declaración de impuestos, se determinó su suspensión.

Versiones distintas

El pasado lunes 11, el diario Reforma reveló que en su declaración patrimonial el titular de la SCT no reportó ser dueño del condominio 603 de la torre Briar Place, en Houston, Texas, con una dimensión de 158 metros cuadrados y un valor aproximado de 6.6 millones de pesos.

El funcionario federal justificó la omisión al manifestar que el inmueble fue adquirido por su esposa, Elisa Margarita Gutiérrez Saldívar, en 1992, y luego transferido en 2016 a una sociedad (Houston Relais Real Estate Inc.) de la que fue administrador y cuyas acciones cedió a su hijo Javier Jiménez Gutiérrez, antes de ser funcionario público.

En conferencia de prensa, el martes 12, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, aseguró desde Palacio Nacional que Jiménez Espriú acreditó el cambio de propietario del departamento de Houston.

En ese sentido, el secretario aseguró que ya no tiene ninguna relación con la sociedad y por ello no reportó en su declaración ni la empresa ni el departamento. Sin embargo, en el registro público de Texas sigue apareciendo como único dueño de la sociedad Houston Relais Real Estate Inc.

“Salió en el periódico, yo no sabía que yo seguía siendo el administrador, entonces le llamé a mi hijo y le dije qué pasó, entonces no has hecho el cambio. Ahí aparezco como administrador de la empresa, no quiere decir que sea yo el dueño del departamento”, precisó este miércoles Jiménez Espriú a reporteros que lo cuestionaron sobre el tema.

Lo que tendrá que demostrar el titular de SCT es que efectivamente no tiene vínculos con la empresa y si la suspensión del pago de impuestos impide cambios de dueños y propietarios.